Después de 17 años habla la madre del autor de masacre de Columbine

"En ese momento le pedí a Dios que mi hijo muriera", afirmó la madre de Dylan Klebold en un programa de televisión
Sigue a El Diario NY en Facebook
Después de 17 años habla la madre del autor de masacre de Columbine
Por primera vez en 17 años, habla la madre de uno de los estudiantes que llevó a cabo la masacre en la escuela secundaria Columbine.
Foto: Twitter//@CrownPublishing / Twitter//@CrownPublishing

Sue Klebold, la madre de uno de los jóvenes que asesinaron a 13 personas en la escuela secundaria Columbine en 1999, por primera vez hace público su testimonio, con el lanzamiento de su libro “A Mother’s Reckoning”. 

Han pasado 17 años desde que su hijo Dylan Klebold y su compañero de escuela, Eric Harris, asesinaran a 13 personas en la escuela de Columbine y luego se quitaran sus propias vidas. La madre de Dylan había permanecido alejada de los medios hasta ahora.

En su libro, Klebold habla de los momentos que precedieron la tragedia, considerada la peor masacre en una escuela secundaria de los Estados Unidos.

El propósito de Klebold, según lo afirmó en el programa de Diane Sawyer en el medio ABC, es que los padres sepan reconocer los síntomas en sus hijos y que puedan evitar una tragedia como la que a ella le tocó vivir.

“Los comportamientos que pensé que eran normales de un adolescente con cambios repentinos de ánimo eran señales de deterioro psicológico”, dijo Klebold sobre el libro.

En su momento, las autoridades afirmaron que la tragedia hubiera podido ser peor, debido a que Dylan y Eric pusieron una bomba de propano hecha en casa en la cafetería de la escuela, que nunca explotó. Los estudiantes también habían puesto bombas en sus vehículos para que los trabajadores de emergencia que llegaran a la escena murieran.

El último recuerdo de su hijo

Klebold recuerda la última vez que vio a su hijo, en la mañana de la tragedia, el 20 de abril de 1999. “Lo escuché bajando las escaleras, pasó por la puerta de nuestra habitación y rápidamente fue hacia la entrada, como si estuviera atrasado”.

“Le grité ‘¡Dyl!’, me respondió ‘Bye’, y luego tiró la puerta”, indicó Klebold.

La escena del crimen

Cuando Klebold recibió una llamada de su esposo diciendo que había un tiroteo en la escuela de Dylan, la madre nunca pensó que su hijo fuera uno de los responsables. Las autoridades luego confirmaron que Dylan estaba involucrado.

“La Policía estaba ahí y había helicópteros sobrevolando”, dijo Klebold. “Me acuerdo que pensé ‘si esto es verdad, si Dylan está hiriendo a personas, alguien tiene que detenerlo”.

“En ese momento le pedí a Dios que muriera, dije ‘Dios, no permitas que le haga daño a nadie'”, dijo la madre a ABC con lágrimas en los ojos.