El vitíligo sí tiene cura

Dermatólogo habla sobre las opciones que existen para tratar esta enfermedad de la piel
Sigue a El Diario NY en Facebook
El vitíligo sí tiene cura
Estuardo Naula, del Ecuador, tenía vitíligo en sus manos y está recibiendo el tratamiento MKT.
Foto: Cortesía / Cortesía

Estuardo Naula, de 37 años y originario de Cuenca, Ecuador, comenzó a padecer de vitíligo desde los 12 años y cuando tenía 16 se le continuó expandiendo.

“A los 20 y 21 años me comenzó a salir en las manos y las rodillas”, recuerda Naula.

“En Ecuador no encontraban cura; me llevaban a todos lados, el último médico me dijo que no había cura para el vitíligo”, comenta Naula, quien reside en Nueva Jersey y trabaja en la construcción

Como Naula, quienes padecen la enfermedad del vitíligo no sólo viven con manchas blancas en su piel, sino con la angustia de ser objeto de burlas debido a su apariencia.

El 1% de la población mundial padece esta enfermedad de la piel, que produce manchas blancas en distintas partes del cuerpo y se hace más visible en personas de tez oscura.

El vitíligo puede comenzar antes de los 20 años,” afirma el doctor Sandy Milgraum, profesor de dermatología de la escuela de medicina de la Universidad Rutgers. “No es una enfermedad contagiosa”.

Milgraum indica que en muchos países se confunde el vitíligo con el lepra y que por esta razón, algunos pacientes son discriminados.

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Músculoesqueléticas y de la Piel (NIH) indica que no se sabe a ciencia cierta cuál es la causa de la enfermedad, pero que podría estar relacionada con un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario que destruye los melanocitos de la piel,  las células que producen el color o el pigmento.

La enfermedad también puede estar relacionada con deficiencia de cierto tipo de vitaminas o proteínas.

Hay tratamientos

El doctor Milgraum asegura que existen diversos tratamientos disponibles para disminuir los efectos de esta enfermedad y que los costos de éstos los cubre el seguro médico.

La mayoría de los pacientes se pueden curar con cremas especiales y vitaminas“, asegura Milgraum. “Sin embargo, en caso de que el paciente no responda al tratamiento inicial, existen otras opciones más costosas“.

Una de las opciones es el trasplante de melanocito keratinocito o MKT, el cual consiste en tomar un pedazo de piel que no está afectado por la enfermedad y se implanta en la parte afectada por las manchas para que crezcan nuevas células.

El 50% de los pacientes responden al trasplante de células en el que se usa luz natural y las nuevas células sanas comienzan a crecer.

“Es importante que los pacientes entiendan que no tienen que pasar por este procedimiento”, dice el doctor Milgraum. “También deben saber que el proceso de disolver las manchas después de MKT se demora hasta dos años“.

Milgraum indica también que en la mayoría de los pacientes, una crema dermatológica, cubierta por el seguro, es suficiente para comenzar con un tratamiento que da resultados en cuatro meses.

“Primero viene el tratamiento leve: vitaminas, arreglar la dieta, y utilizar cremas. Si eso no sirve, se recomienda el MKT”, explica Milgraum.

Miledys recibió el tratamiento de transplante de piel MKT luego de padecer vitíligo segmental.
Miledis Agramonte recibió el tratamiento de transplante de piel MKT luego de padecer vitíligo segmental.

 

Estuardo Naula, del Ecuador, tenía vitíligo en sus manos y está recibiendo el tratamiento MKT.
Estuardo Naula, del Ecuador, tenía vitíligo en sus manos y está recibiendo el tratamiento MKT.

Este fue el caso de la dominicana Miledis Agramonte, quien comenzó a padecer vitíligo a los 17 años  cuando se encontraba en Santo Domingo. Los primero que notó fueron manchas blancas en su boca y el cuello.

“Me hice un tratamiento allá y no funcionó”, dice Agramonte.

Miledis trabaja en un hotel en el Estado Jardín, y afirma que el tratamiento MKT se le demoró dos años en hacer efecto.

Como mensaje a quienes sufren esta enfermedad, Miledis les aconseja que vayan a un especialista porque, según afirma, “sí se puede curar; siempre hay que ir a un médico; la diferencia es grande”.

Para más información sobre esta enfermedad y los tratamientos disponibles puede llamar a la Línea de Atención Clínica Milgraum en Nueva Jersey: 1-800-LASER-18.