Anuncian plan para reducir ataques con arma blanca en Nueva York

El aumento en los casos de acuchillamientos obligar a las autoridades a lanzar un plan especial

Policía y Alcaldía de Nueva York dedican más recursos para combatir la ola de acuchillamientos
Policía y Alcaldía de Nueva York dedican más recursos para combatir la ola de acuchillamientos
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El incremento en los ataques con arma blanca en Nueva York no solo tiene muy preocupados a los residentes de la ciudad sino también ha desatado la alerta entre las autoridades.

Y es que luego de los casos recientes que se han presentado, en los que varias personas han sido atacadas por desconocidos en estaciones de tren y en la calle, el comisionado de Policía de Nueva York, William Bratton, confirmó que los delitos con arma blanca han aumentado 22 por ciento en la Gran Manzana.

Por ello anunció que lanzaron una estrategia para frenar ese delito, a través del análisis de los casos.

“Estamos mirando dónde y cuándo están ocurriendo estos hechos para encontrar un patrón de conducta”, comentó el funcionario, quien explicó que de esta manera las autoridades pueden actuar de manera más efectiva.

Bratton dijo que la Policía ya logró establecer que una tercera parte de los casos son domésticos y no ocurrieron de manera aleatoria.

“Muchos de los casos son motivados por emociones, desequilibrios, peleas y situaciones familiares”, explicó.

En lo que va corrido del año se han registrado más de 900 casos, algo que le ha quitado la tranquilidad a muchas personas que temen convertirse en víctimas de los criminales.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, aseguró que los diferentes organismos de la Ciudad están tomando ese tema muy en serio y no solo hay uniformados en las calles vigilando sino que espera que con la puesta en marcha de su nueva estrategia, disminuyan los ataques.
.
Nueva York es la ciudad grande más segura de la nación, pero queremos que sea más segura. Estamos dando pasos estratégicos para enfrentar ataques con armas blancas en el transporte público, los albergues y otros sitios”, comentó el mandatario. “Seguimos trabajando duro para mantener seguros a los neoyorquinos”.