Propuesta republicana para resolver crisis fiscal en Puerto Rico afronta ola de críticas

No parece que los legisladores logren un acuerdo antes de fin de mes, como ha pedido el presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan
Propuesta republicana para resolver crisis fiscal en Puerto Rico afronta ola de críticas
.
Foto: Joe Raedle/Getty Images

WASHINGTON.- Líderes republicanos de la Cámara de Representantes prevén divulgar mañana una nueva propuesta para responder a la crisis fiscal en Puerto Rico, que desde ya afronta el rechazo de los demócratas y del gobierno en la isla.

El documento elaborado por el Comité de Recursos Naturales de la Cámara  Baja, cuyo resumen fue filtrado al diario The Wall Street Journal la semana pasada, propone la creación de una junta de control fiscal, conformada por cinco expertos y que determinaría la futura reestructuración de la deuda.

Esa junta ofrecería la opción de resolver disputas en los tribunales, de ser necesario, pero descarta que Puerto Rico reciba protección bajo el Capítulo 9 de la Ley de Bancarrotas de EEUU.

El legislador republicano por Utah, Rob Bishop, autor de la propuesta y presidente del Comité en cuestión,  está al tanto de las críticas y su objetivo, según asesores, es lograr acercar posiciones entre los dos bandos.

Una espera aparentemente interminable

La crisis fiscal ha causado el cierre de más de un centenar de escuelas, el cierre parcial de un hospital pediátrico, despido de empleados públicos, la congelación de contrataciones, la clausura de negocios, y el éxodo masivo de puertorriqueños hacia Estados Unidos.

Pero el Congreso de EEUU no se pone de acuerdo sobre cómo ayudar al país caribeño a resolver la crisis de más de $72,000 millones y, según observadores, lo más probable es que la iniciativa de Bishop tampoco tenga un final feliz, tomando en cuenta que la mayoría de los conservadores se resiste a cualquier propuesta que huela a un “rescate” fiscal.

Según la oficina de Bishop, la iniciativa será sometida a una audiencia y voto preliminar en las próximas semanas, después del breve receso legislativo del Congreso que concluirá el próximo 12 de abril.

En contra de la iniciativa

El borrador ya enfrentó, por un lado, el rechazo del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla y, por otro, el de organizaciones como “Mainstreet Bondholders”, la más grande de bonistas independientes en EEUU.

También el comisionado residente de Puerto Rico en la Cámara Baja, Pedro Pierluisi, afirmó que apoyaría la iniciativa solo si permite un acuerdo justo para reestructurar la deuda y establece una  junta de supervisión “razonable” que respete la soberanía del gobierno en la isla.

Por su parte, la organización “Mainstreet Bondholders” calificó hoy la propuesta como una legislación “tóxica” porque, a su juicio, permite una moratoria en el pago de la deuda y tendrá un impacto “desastroso” entre los trabajadores, jubilados y pensionistas en la isla.

Matthew Kandrach, vicepresidente de la conservadora “60 Plus Association”, detrás de la organización de pensionistas, reiteró el rechazo de su grupo a la idea de restructurar la deuda pública de Puerto Rico, incluyendo las obligaciones generales.

Así las cosas, no parece que los legisladores logren un acuerdo antes de fin de mes, como ha pedido el presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan.

¿Dónde queda la soberanía?

En declaraciones a este diario, el analista Federico de Jesús, de origen boricua, dio la razón a los detractores de la propuesta por considerar que ésta “pretende suspender la democracia” en la isla.

La junta de control fiscal “tendría el poder unilateral para anular leyes u otras acciones debidamente aprobadas por el gobierno estatal, reducirle las pensiones a los retirados, quitar el derecho a la huelga, privar a los menores de 26 el salario mínimo federal y tomar cualquier acción sin ninguna responsabilidad legal”, advirtió de Jesús, exportavoz hispano de la campaña presidencial de Barack Obama en 2008, y exsubdirector de la oficina del Gobernador de Puerto Rico en Washington.

“El proyecto también carece de herramientas de desarrollo económico y por ende no resuelve el problema de fondo,” dijo de Jesús.

“Como dijo un periodista puertorriqueño recientemente, es irónico que los republicanos del Congreso le exijan a Obama que presione a Cuba por más democracia a la vez que legislan para reducirla en Puerto Rico,” añadió.

“Socorran a los miserables”

En una columna de opinión publicada en inglés y en español en el diario “The New York Times”, el actor Lin-Manuel Miranda, de padres puertorriqueños, invocó hoy las palabras de Alexander Hamilton, uno de los fundadores de EEUU, para pedir que la isla pueda reestructurar su deuda.

Miranda recordó cómo, en agosto de 1772, la isla de St. Croix, donde vivía Hamilton, fue devastada por un huracán, y éste le envió una carta a su padre, James Hamilton, pidiendo la ayuda urgente de EEUU.

“Hoy escribo acerca de Puerto Rico como Hamilton escribió acerca de St. Croix en su época. Le digo al Congreso: por favor no jueguen al fútbol político con las vidas de 3,5 millones de ciudadanos estadounidenses. Socorran a los miserables y obtendrán un tesoro en el Cielo. Contamos con ustedes”, dijo Miranda.