Demandan al NYPD por desalojar familia con información errónea

Policías buscaban vendedores de drogas que se habían mudado de una vivienda meses antes
Demandan al NYPD por desalojar familia con información errónea
Queensboro Houses. Google Maps

Una madre demandó al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) por bloquear el ingreso a su vivienda después de utilizar información errónea.

Según un reporte del Daily News y ProPublica, una demanda presentada en una corte federal de Brooklyn dice que los policías indicaron a un juez que en el apartamento de Austria Bueno, una empleada de limpieza de 32 años, se guardaban sustancias ilícitas. Los agentes se ampararon en la Ley de reducción de perjuicios, vigente desde los 1970 y que les permite bloquear el acceso a propiedades a las personas sospechosas de alguna actividad criminal.

El problema en el caso es que los verdaderos sospechosos se mudaron del apartamento señalado siete meses antes que Bueno lo habitara junto a su familia.

Todo empieza cuando un informante dijo al NYPD que había comprado droga en el apartamento de Queensbridge Houses en Long Island City en enero de 2015. Según los expedientes, una pesquisa en el lugar terminó en la confiscación de crack, armas y dinero en efectivo.

Sin embargo, Bueno y su familia se mudaron al apartamento en agosto de ese año. La pesadilla para la mujer empezó el 11 de diciembre cuando al llegar a casa encontró los sellos del NYPD con la instrucción de que en caso de entrar a la residencia sería arrestada. También se le indicaba a la mujer que debía aparecer en corte cuatro días después.

Según la demanda, Bueno y su familia tuvieron que pasar la noche en un hotel por un costo de $208. Después durmieron por tres noches en el piso de la sala de su suegra. Ella y su esposo dejaron de ir al trabajo debido a que no tenían acceso a su ropa. El menor de los hijos tampoco pudo ir a la escuela por no tener un uniforme limpio.

En la demanda se acusa al NYPD de ni siquiera llamar a la Autoridad de Vivienda para confirmar si los sospechosos todavía vivían en la propiedad.

La familia pudo volver a la vivienda después de la presentación en corte. Según el reporte, el NYPD no presentó disculpas y buscó conciliar con la mujer para que no demandara.