Residentes de Brooklyn cumplen con su deber ciudadano

Electores en Brooklyn piden que los candidatos cumplan con lo que prometen

Alrededor del Hope Gardens Sr Center, diferentes carteles anunciaban en inglés, español, y mandarín la entrada del centro de votación en Bushwick, en Brooklyn.

Aquí, una comunidad que mezcla jóvenes, ancianos, afroamericanos y latinos, decide el futuro de las nominaciones demócratas y republicanas a la presidencia.

Jeanette Santana votó antes del trabajo con su amiga Migdalia Padilla. Esta mujer dijo que fue Santana la que la involucró en el proceso electoral.

“Antes yo votaba mucho por mi hijo porque era la voz de él,” dijo Santana.

La mujer votó por la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton, pero aclaró que votaría por Bernie Sanders si resulta ser el nominado demócrata.

Santana, una boricua nacida y criada en Bushwick, dice que últimamente se ha estado educando más sobre las elecciones locales.

“Es más importante votar por los líderes comunitarios porque ellos sí tienen la voz de uno”, añadió.

Ángela Sepín ha votado en todas las elecciones desde que se hizo ciudadana en el 1986. “Tenemos que hacer oír nuestras voces y respaldar a los que van a dar más oportunidad a los latinos porque somos un número grande”.

En tanto, una  pareja retirada que ha vivido en el vecindario durante 40 años, expresó la frustración con las promesas incumplidas de los políticos. Carmen Miranda y Emilio Ballester dijeron que viven en un edificio cerca que está en deterioro.

“Ya que nosotros estamos haciendo el esfuerzo de votar, que [los políticos] cumplan con lo que prometen. Que no se olviden de los pobres”.

Manuela Torres, quien votará después del trabajo no se había decidido por la mañana entre Clinton o Sanders.

“No estoy cómoda con ninguna de sus propuestas”, dijo Torres que no siente que ninguno de los candidatos están trabajando para ella. La dominicana ha vivido más de tres décadas en Brooklyn y dijo que se hizo ciudadana para poder votar.

La fiesta en Fort Greene

Courtney, de 43 años, fue con su hija pequeña en un carrito a votar a las 10.00 de la mañana en el Centro Comunitario Ingersoll de la avenida Myrtle, en la frontera de Fort Greene con Downtown Brooklyn.

“Es la primera vez que voto en primarias porque la verdad es que creo que es la primera vez que mi voto puede hacer la diferencia”.

Centro de votación en Bushwick.
Centro de votación en Bushwick.

Votante de Bernie Sanders, Courtney señaló a su hija para dar la segunda razón, “ahora con más responsabilidades, tomar este tipo de decisiones es más profundo”.

“Los últimos años han sido tan buenos que solo espero que vayamos en la misma dirección”, explicaba.Esta zona de Brooklyn es una de las que más ha crecido y también cambiado su perfil en los últimos 10 años. Es una referencia para entender el proceso de gentrificación de este condado. Hay muy poca población latina y la afroamericana está retrocediendo pero hay algo que no ha cambiado, los demócratas siguen siendo la fuerza dominante.

Así lo explicaba Ron, uno de los afroamericanos que votó en el mismo Centro Comunitario. “Si quiere entrevistar a un votante de Donald Trump aquí va a tener que estar todo el día y le voy a tener que desear mucha suerte”, avisaba con humor a esta reportera.

“Creo que Hillary va a ganar en la ciudad pero Bernie ha dado mucha energía a los votantes. Creo que a la gente le gusta su pasión. A mí no me gusta su posición sobre el control de armas”, explicaba.

James Smith, otro afromaericano de 68 dijo que a la hora de votar lo ha hecho pensando en preocupaciones como el empleo, el terrorismo y las relaciones internacionales. Smith, que tiene 68 años reconoce que es “de la vieja escuela”, y que le cuesta ver a una mujer presidente pero admite que ella era la mejor opción del ticket demócrata y ha votado por la senadora Clinton. No obstante, tiene palabras amables para su oponente en estas primarias. “Es un hombre mayor pero tiene la energía de un joven para mantenerse muchos años”.

La colombiana Jennifer Montaño, era una de las intérpretes en el Brooklyn Technical High School en Fort Green. Tres horas después de abrir las estaciones de votos a las 6.00 AM, sus servicios no habían sido demandados. Hay pocos latinos que no hablen en inglés en este barrio y la verdad es que esperamos a más gente después de las seis, cuando acabe el trabajo.

La entrada de este High School está en la misma calle en la que el director Spike Lee tiene la sede de su productora (40 Acres and a Mule). Lee, apoya a Sanders como lo hacen muchos de los vecinos de esta área del brownstown Brooklyn que desde hace semanas tienen carteles en las ventanas apoyando la candidatura del senador por Vermont.

Jon Bright, panameño, también es uno de los intérpretes con poco trabajo. En PS.11 en el vecindario de Clinton Hill, desde primeras horas de la mañana había un goteo constante de votantes. Bright explicaba que es lo que pasa cuando hay elecciones presidenciales. “La gente se lo toma más en serio”. No dice por quién ha votado pero afirma que siente “que Hillary va a ganar”.