Alcalde insiste que ninguna ley fue violada en caso de corrupción

Bill de Blasio responde sobre la investigación federal por corrupción en la recaudación de fondos para las elecciones del 2014
Alcalde insiste que ninguna ley fue violada en caso de corrupción
De Blasio cuestiona la motivación de las acusaciones
Foto: Mariela Lombard / El Diario

En medio de la  investigación federal por corrupción en la recaudación de fondos para las elecciones del 2014 para elegir los candidatos demócratas al Senado del estado y ante la solicitud de que dimita realizada por activistas comunitarios, el alcalde Bill de Blasio respondió a las acusaciones afirmando que ninguna ley fue violada.

“Es indignante” dijo De Blasio, al referirse a la fuga de información sobre la investigación federal.

“Cuando uno ve una fuga inadecuada, cuando se ve que la ley se a mal interpretado de una manera tan obvia, por supuesto, se plantea la cuestión de la motivación. Pero dejaré que ustedes sean quienes descubran cuál es la motivación”, dijo el Alcalde.

El pasado viernes la Junta Estatal de Elecciones publicó un comunicado en el que sugiere que la oficina del Alcalde violó las leyes para ayudar a demócratas a tomar el control del Senado.

Algunos medios, como NY1, se han hecho eco del hecho de que el funcionario a cargo de la investigación de la Junta Estatal de Elecciones es un ejecutivo nombrado por el gobernador Andrew Cuomo con quién De Blasio ha tenido varias disputas.

LEE TAMBIÉN: Activistas piden renuncia del alcalde De Blasio

La oficina de Cuomo negó cualquier implicación, indicando en un comunicado que “las únicas cosas que sabemos ha sido las investigaciones notificadas por la Fiscalía del Distrito y  la Junta de Elecciones, y que se han reportado en la prensa”.

Laurence Laufer, abogado de De Blasio, se refirió con anterioridad a las acusaciones mediante una carta enviada a la Junta donde aseguraba que el origen de las acusaciones son políticas: “No hay nada nuevo en la campaña de 2014 para elegir a los candidatos demócratas al Senado del estado, con excepción de su intento de criminalizar selectivamente”.

El litigante afirmó que la fuga de información es un acto altamente perjudicial y que quizás sea motivado por asuntos políticos.