$15 la hora, precios estables

El aumento del salario mínimo no ha disparado la inflación
$15 la hora, precios estables
Manifestantes piden aumento de salario mínimo y derecho a sindicalizarse.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

La lucha por el $15 la hora ha sido una de las reivindicaciones más exitosas de los trabajadores y los sindicatos porque empezó como un movimiento marginal de los empleados de restaurantes de comida rápida en NYC. Esta cantidad ha llegado a ser ley en varios estados, que están introduciendo este salario mínimo de forma gradual, y en algunas ciudades pese a las alarmas que esta subida a desatado entre algunos economistas.

Algunas de las conclusiones sobre el efecto de la subida ya no solo son teóricas porque en Seattle el aumento gradual lleva un año ya en vigor y en la práctica, uno de los temores, el aumento de la inflación, no se ha concretado.

Así lo ha certificado un grupo de estudio interdisciplinario de la Universidad de Washington que ha encuestado a empleadores y trabajadores además de hacer un seguimiento de los precios de distintas áreas. La conclusión es que se han encontrado “pocas o ninguna evidencia” de incrementos de precios en Seattle comparado con otras zonas.

El estudio, es uno de los primeros que se hace porque cuando se aprobó la ordenanza para subir el salario mínimo desde el 1 de abril de 2015, se dispuso que se estudiaran los efectos de este alza. En las encuestas iniciales, 62% de los empresarios esperaban subr los precios de sus bienes y servicios para poder hacer frente a unos mayores pagos de nóminas a sus empleados. Un año más tarde y tras visitar tiendas y restaurantes, los analistas no han detectado la subida de precios.

Habrá más estudios para hacer seguimiento sobre empleo, precios y otros efectos económicos.

Con todo, el ejemplo de Seattle es muy particular porque la ciudad disfruta de una saneada economía y menos desigualdades que otras ciudades en las que también se ha dispuesto una subida similar del salario mínimo. Algunos economistas consideran que en ciudades como Los Ángeles, en las que las desigualdades son más evidentes es posible que haya efectos no solo en precios sino también en el número de empleos.

Gradual

Las empresas con más de 500 empleados subirán a $15 en tres años las que tienen menos llegarán a esta cifra en 2021