Obreros protestan contra constructora en el Bajo Manhattan

La mayor parte de los obreros que mueren en zona de construcción no son parte de sindicatos
Obreros protestan contra constructora en el Bajo Manhattan
Luego de manifestarse, empleados de Verizon se unieron a la protesta de las uniones

“Que queremos? ¡Sindicatos!”, fue el grito de un grupo de hombres que cargaba un ataúd de madera negro en el Bajo Manhattan la tarde del jueves.  Allí, cientos protestaron contra las presuntas prácticas abusivas de la constructora Gilbane Building Company.

Uno de los que seguía el féretro era Zachary Vulpio, quien trabaja actualmente con la compañía de construcción. “Empezaron la demolición con trabajadores que pertenecen a los sindicatos y ahora quieren terminar el proyecto sin sindicatos”, dijo.

Más de 100 obreros perderían sus trabajos si esto ocurre.

Los contratistas que no usan sindicatos le pagan el salario mínimo a sus obreros, no le dan beneficios, y no toman las mismas medidas de seguridad. El año pasado, 16 trabajadores murieron en zonas de construcción. Estos accidentes ocurren cuando los obreros no son partes de sindicatos principalmente.

“Mucha gente está siendo herida por poco dinero y no es como si a los contratistas les falta dinero”,  dijo Jesús Rivera, un obrero que hace parte de un sindicato. El trabajador dijo que mientras él gana $34 la hora, su amigo que no es parte de un sindicato hace $11 la hora y está constantemente atormentado por sus jefes que va a perder su trabajo.

Por su parte, William Gilbane III, vicepresidente de la división de Gilbane Building Co. en Nueva York respondió a las quejas. “El foco primordial de Gilbane es construir edificios de calidad en el estado de Nueva York , con una fuerza de trabajo seguro, productivo, y comprometido. Empleamos tanto el sindicato como la mano de obra no sindicalizada para cumplir con este objetivo y construir con éxito proyectos de acuerdo a los  estándares altos de los clientes y lo que nuestros socios esperan de Gilbane”, dijo.

Gilbane III hizo hincapié que en el 2015 no hubo accidentes en el 95% de sus proyectos. “Un resultado de nuestra cultura y las políticas que van más allá de lo que se requiere de seguridad “, añadió.

Pero los sindicatos quieren más que seguridad. “El reclamo nuestro es que todas las compañías que trabajen tengan programas de aprendiz, beneficios médicos, pensiones, vacaciones y que los salarios sean más adecuados”, dijo Juan Carlos Rodríguez, organizador del sindicato Local 79.

Rodríguez, quien ha pertenecido al sindicato por 20 años y ha sido organizador por 15, educa a los trabajadores de construcción sobre los beneficios de ser parte de una organización sindical. Rodríguez estima que un 90% de los obreros que no pertenecen a sindicatos son Latinos.

“Ellos tienen interés y quieren unirse pero las compañías hacen campañas anti-sindicatos para que no se unan. Les mienten”, dijo.

El organizador explicó que las compañías le dicen a sus trabajadores que las sindicatos no tienen trabajo, o que van a cerrar si forman parte de uno de estos. “Pero estamos para defender los trabajadores,” añadió.

Gilbane Building Co. es una subsidiaria de Gilbane, Inc. y le pertenece a la familia Gilbane de Rhode Island. Según un periódico local de Massachusetts, la familia es la séptima más rica de New England con un valor neto de $1.7 billones. Además, Gilbane es una de las compañías de construcción más grandes en la Ciudad de Nueva York, en donde ha ganado $270 millones.

Austin Finan, vocero de la Alcaldía, dijo que el Departamento de Edificios tienen cero tolerancia para contratistas que tratan de omitir procedimientos y ponen las vidas de otros en riesgo.

“Por eso estamos aumentando las multas de los agentes malos, que permiten condiciones inseguras en sus zonas, arriesgando la vida de sus empleados y el público”, dijo Finan.