Partido Republicano celebra “Cinco de Mayo” sin mencionar crisis de inmigración

En 2012, el Partido Republicano reconoció la necesidad de una reforma migratoria pero desde entonces no ha habido ningún debate en el pleno del Congreso para la posible legalización de los indocumentados, buena parte de ellos de origen mexicano.
Partido Republicano celebra “Cinco de Mayo” sin mencionar crisis de inmigración
El Presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Preibus.
Foto: T.J. Kirkpatrick / Getty

WASHINGTON.- El Partido Republicano se sumó este jueves a las celebraciones del “Cinco de Mayo”, con un mensaje que honra las contribuciones de los mexicanos en EEUU pero omite mención de la crisis de inmigración que afecta a millones de ellos por falta de una reforma migratoria.

El “Cinco de Mayo” recuerda la victoria del Ejército mexicano sobre las tropas invasoras de Francia en la Batalla de Puebla de 1862 y su celebración siempre ha tenido un cariz político en EEUU, tomando en cuenta que, según el Centro Hispano Pew,  los mexicanos conforman el 64,1% de la comunidad latina y su voto es fuertemente codiciados por demócratas y republicanos.

En un comunicado, el presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, dijo que, a lo largo de generaciones, los mexicanoamericanos han “enriquecido la cultura” de EEUU y han fortalecido al país.

“Con su compromiso con la fe, la familia y la creencia de que el trabajo duro ayuda a alcanzar el Sueño Americano, los mexicanoamericanos han fortalecido nuestra nación. Y expresamos nuestra profunda gratitud a aquellos que están prestando servicio con orgullo en nuestras Fuerzas Armadas en defensa de nuestras libertades”, dijo Priebus.

Por su parte, la copresidenta del RNC, Sharon Day, señaló que el “Cinco de Mayo” es conocido en todo el país debido a la influencia que han tenido los mexicanos en la cultura estadounidense.

“Espero que el Cinco de Mayo nos sirva de recordatorio para seguir trabajando para construir un futuro en el que la oportunidad y la prosperidad se preservan para nuestros hijos”, puntualizó Day.

Notable omisión

Las declaraciones de ambos funcionarios omitieron cualquier mención del problema que afrontan millones de mexicanos, y los demás latinos e inmigrantes que no tienen “papeles” para vivir y trabajar legalmente en el país.

El Senado aprobó una reforma migratoria en 2013 pero ésta quedó sepultada en la Cámara de Representantes debido en buena parte a la oposición republicana.

Poco después de la derrota de los republicanos en las elecciones presidenciales de 2012,  el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, emitió un plan en el que se comprometía a iniciar un debate sobre una reforma migratoria, pero desde entonces el Congreso no ha retomado el asunto.

Algunos líderes conservadores, incluyendo el propio presidente de la Cámara Baja, el republicano Paul Ryan, han expresado su apoyo de una reforma migratoria, sólo que prefieren que se realice en retazos y no de forma integral, además de tener más limitaciones.

Pero tampoco esa idea ha prosperado en el Congreso, y el propio Ryan reconoció recientemente, en una reunión a puerta cerrada con el Caucus Hispano, que la reforma migratoria “tendrá su momento” pero no será este año.

El año pasado, el mensaje de felicitación de Priebus fue más explícito al indicar que la fecha del “Cinco de Mayo” es una de las muchas tradiciones “traídas a este país por aquellos que buscan una vida mejor y en busca del Sueño Americano”.

En esa declaración, Priebus también precisó que Estados Unidos debe “seguir siendo un país que da la bienvenida (a inmigrantes) que encuentra su fortaleza en la diversidad y en los valores comúnes”.

Las dos omisiones de este año son relevantes porque el virtual candidato presidencial republicano, Donald Trump,  ha enarbolado la causa de la deportación de todos los once millones de indocumentados en  un plazo de dos años, y la construcción de un “enorme” muro en la frontera sur, si gana la presidencia.