Gerentes municipales demandan a la Ciudad

los 20,000 gerentes de la Ciudad perderán un aumento de 0.47% pautado para julio del 2017

Cinco gerentes de agencias municipales demandaron al alcalde Bill de Blasio y otras agencias  por la manera que está financiando el programa de licencia familiar en la Ciudad. La medida que el Alcalde anunció a principios de año, le ofrece a sus empleados seis semanas pagadas y hasta 12 si lo combinan con la licencia existente.

“Yo en realidad creo que un Alcalde que ha tenido la visión de crear este tipo de programa, entenderá la injusticia que vemos”, dijo uno de los demandantes Bernard Orlan en una conferencia de prensa en las oficinas de la Asociación de Empleados Gerenciales en la Ciudad de Nueva York, (MEA, en inglés). La organización sin fines de lucro aboga por los derechos de los gerentes quienes no están protegidos por los sindicatos.

Según la queja, de la manera que se está financiando la licencia familiar, los 20,000 gerentes de la Ciudad perderán un aumento de 0.47% pautado para julio del 2017. Además, la Ciudad limita los días de vacaciones a 25, haciendo que aquellos gerentes que han estado en funciones por más de 15 años pierdan dos días de vacaciones.

“Más de 50% de los gerentes que trabajan para la ciudad de Nueva York van a perder dos días [de vacaciones] para que menos de 5% se benificien”, dijo el presidente de MEA Stuart Eber. Eber dijo que la organización decidió demandar después que la Ciudad se negó a buscar otra forma de pagar la medida. El costo de litigación está siendo pagado por la organización.

Por su parte un vocero del Alcalde dijo que todos los beneficios municipales son financiados similarmente por contribuciones de empleados compartida y que usualmente son los empleados jóvenes que pagan más por los empleados mayores. “Sin estos dos días todavía tenemos una de las licencias de vacaciones más generosos del país”, manifestó el vocero tras agregar que los 25 días de vacaciones no cuentan los días de ausencia por enfermedad y otros beneficios.

Pero los gerentes sienten que están siendo penalizados. “No vamos a tener la oportunidad de usar esto”, dijo Wasyl Kinach quien trabaja en la oficina del Contralor. Kinach manifestó que el programa hubiera sido mejor si se expandiera para otras situaciones como cuidar a padres enfermos o ayudar a hijos mayores.

Además del Alcalde, la demanda también incluye a la canciller del Departamento de Educación, Carmen Fariña, el Contralor Scott Stringer,el comisionado del departamento de parques y recreación Mitchell J. Silver, entre otros funcionarios municipales.

Los cargos contra ellos son incumplimiento de contrato, discriminación, y violación de protección equitativa.

El Departamento Legal de la Ciudad negó comentar sobre el asunto.

De su lado, Eric Sumberg, Director de Comunicaciones de la Contraloría, indicó que estaban “revisando la querella”.