Relacionan químico usado en lavanderías de NYC con el cáncer

Un estudio de 2013 mostró que 2.3 millones de neoyorquinos viven o trabajan dentro de los 650 pies de donde esta ubicada una lavandería

Un estudio realizado por científicos demostró que los neoyorquinos que viven cerca de lavanderías corren el riesgo de sufrir de cáncer de riñón, debido a los efectos nocivos de un removedor de manchas que se usa en estos locales.

Se trata del percloroetileno (Perc), un disolvente de limpieza en seco que  puede entrar en el cuerpo mediante la respiración y a través de la piel. De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades (CDC), los síntomas asociados con la exposición son, entre otros, depresión del sistema nervioso central, daño en el hígado y los riñones, deterioro de la memoria, mareos,  jaqueca, somnolencia e irritación de los ojos, la nariz y la garganta.

Ya la Agencia de Protección al Medio Ambiente había considerado el químico como cancerígeno. 

Según el estudio de 2013, realizado por la revista de Investigación del Medio Ambiente, se demostró la presencia de Perc en los hogares cercanos a tintorerías, en 106 microgramos por metro cúbico, más del triple del límite de 30 microgramos por metro cúbico recomendado por el Departamento de Salud del Estado.

El mismo informe, según publicó a Crains, encontró que los residentes de los barrios con una gran cantidad de estos negocios tienen tasas de 15% más altas de cáncer de riñón, aunque se necesitan más investigaciones para establecer una relación definitiva.

 Los niños son especialmente vulnerables a Perc porque inhalan más aire en relación con su tamaño que los adultos, y lo ingieren de sus madres al amamantar.

Unos 2.3 millones de neoyorquinos viven o trabajan dentro de los 650 pies de donde esta ubicada una lavandería