Piden fondos para dar abogados a inmigrantes con casos en cortes

Se calcula que 1 de cada tres indocumentados puede ganar su caso ante los jueces de Inmigración pero pierden por no tener ayuda legal

José Sánchez, de 19 años se salvó de ser deportado gracias al apoyo de una abogada gratis.
José Sánchez, de 19 años se salvó de ser deportado gracias al apoyo de una abogada gratis.
Foto: Edwin Martínez / El Diario

En mayo del 2014 José Sánchez se despidió de sus ocho hermanos, le dio un beso a su mamá y un abrazo fuerte a su papá. Luego agarró para el norte. Con 17 años cumplidos, el adolescente le dijo adiós a San Manuel Colohete, un pueblecito de apenas 15 mil habitantes, enclavado entre las montañas de Honduras, y tras varios días de viaje, llegó a la frontera entre México y Estados Unidos. Allí lo agarró Inmigración. Le pusieron una cita para iniciar un caso de deportación en una corte, y al llegar a Nueva York, donde lo esperaba su primo, acudió ante el juez, solo, sin un abogado, sin entender las leyes de este país y creyendo que lo iban a deportar.

“Lo bueno es que a mí se me apareció un ángel. Yo pensaba que ahí mismito me iban a mandar pa’ Honduras. Pero en la corte se me acercó una abogada y me dijo que me podía ayudar. Me contactó con la organización The Door y ahí lucharon por mi caso. Ya cerraron mi proceso de deportación”, comentó el joven de 19 años, quien ahora solo espera a que le llegue su permiso de trabajo y más tarde podrá solicitar su residencia y empezar a vivir el sueño americano.

Pero no todos los inmigrantes que enfrentan casos ante la corte tienen la misma suerte de José, y por eso, activistas, líderes políticos y abogados de organizaciones comunitarias le piden a la ciudad que invierta $13.5 millones en los indocumentados para que puedan tener la asistencia legal de un abogado que tome sus casos de manera gratuita y tener más chances de ganar en los tribunales.

“En el sistema penal, cualquier persona tiene derecho a un abogado que la ciudad le da, pero ante las cortes de Inmigración nadie pueden tener un abogado pagado por el Gobierno, entonces muchos de estos inmigrantes se quedan sin nadie que los represente y como las leyes son muy complejas, al defenderse solos, terminan perdiendo su caso”, comentó la abogada Elizabeth Jordan de la asociación The Door, que ofrece asistencia a inmigrantes.

La abogada se unió a varios líderes políticos, activistas y colegas, que este miércoles se pararon en la Alcaldía de Nueva York para pedirle al alcalde Bill de Blasio y al Concejo de la Ciudad que incluya una partida grande dentro del presupuesto que se está acabando de definir, para no dejar a su suerte a los inmigrantes que enfrentan casos en las cortes.

“He oído muchos testimonios de muchas personas que no tienen abogados para que los represente en las cortes de Inmigración, y por eso le pido a la Ciudad que otorque estos 13.5 millones para ayudarlos en sus servicios legales y que puedan tener acceso a más de estos super héroes (abogaods) que los ayudan”, aseguró el concejal Carlos Menchaca, presidente del Comité de Asuntos de Inmigración del Concejo.

“Queremos que quede bien claro que los inmigrantes no son personas de segunda clase en esta ciudad. Esta es una petición de vida que no solo ayudará a individuos sino a familias enteras a no ser divididas”.

Carmen María Rey, directora del Inmigration Intervention Project de la organización Sanctuary for Families, dijo que la falta de recursos deja a muchos inmigrantes sin apoyo legal para poder pelear sus casos en la corte.

Uno de cada tres inmigrantes califica para obtener remedios de inmigración, pero muchos no lo saben y no se hace nada para representarlos”, aseguró la activista. “Al final terminamos concentrándonos en los casos más simples y los complicados se quedan sin apoyo”.

Actualmente en Nueva York hay unos 60 mil inmigrantes que enfrentan procesos de deportación, y según Camile Mackler, del New York Immigration Coalition, con los recursos que le están pidiendo a la Ciudad, muchos de ellos podrían tener un abogado y opciones de quedarse.

Jessica Ramos, vocera de la Alcaldía, aseguró que ya existe un rubro que será destinado a ayudar a los inmigrantes, pues esa es una preocupación del mandatario local, que ha promovido varias iniciativas.

“Los $11,2 millones en fondos para otras iniciativas de servicios legales dentro del presupuesto de la Ciudad representan un compromiso serio con nuestras comunidades inmigrantes. El nivel de financiación para el Immigrant Opportunities Initiative este año se mantiene en $3,3 millones, al mismo nivel que estaba bajo el Concejo”, dijo.  “A través de este programa y otros servicios de asistencia legal, más de 2.000 inmigrantes neoyorquinos este año han recibido ayuda con problemas legales, incluyendo solicitudes de asilo, solicitudes de residencia legal permanente y aplicaciones para ciudadanía”.

La concejal Vanessa Gibson también se sumó a la petición de los activistas y dijo que el Concejo cuenta con el apoyo de varios miembros para promover esa solicitud de los 13.5 millones.

“Tenemos que seguir invirtiendo dinero en ellos, en favor de ellos y sus familias. Ellos están aquí por una razón y merecen quedarse”, comentó la concejal, quien reconoció que la representación de un abogado es determinante para que quienes tienen casos en la corte de Inmigración puedan hacer realidad el sueño americano.

DATOS Y CIFRAS

  • Los activistas piden que haya una asignación presupuestal adicional de 13.5 millones de dólares para ampliar la asistencia legal de abogados a personas con casos ante la corte de Inmigración.
  • El presupuesto de la ciudad para el programa ActionNYC del 2017 es de aproximadamente $7 millones.
  • Ese programa de la Ciudad ha beneficiado a más de 16 mil inmigrantes.
  • La iniciativa Immigrant Opportunities (IOI) cuenta con $3.2 millones y también hay $2.1 millones para servicios comunitarios como Block Grants, que provee asistencia a casos más serios de inmigración.
  • Las personas que deseen utilizar los servicios de inmigración que ofrece la Alcaldía pueden llamar al 311.
  • Asimismo pueden recibir ayuda en la línea creada con el apoyo del Hispanic Federation y la Oficina del Fiscal al 1-800-HF-AYUDA.