Los rincones de paz escondidos entre las calles de Riverside

Esta carretera acompaña toda la orilla del río Hudson desde la avenida 72, pero a la altura de la 155 y a hasta la 160 serpentea entre las calles, creando un área residencial donde reina la tranquilidad

Justo donde acaba el barrio del Alto Manhattan Hamilton Heights, comienza un remanso de paz poco transitado por los vecinos que corren a la compra o al trabajo por la calle Broadway.

Al oeste de esta avenida, comenzando el paseo desde el cementerio Trinity, Riverside Drive serpentea desde la 155 hasta la 160, creando un laberinto tranquilo, que poco tiene que ver con el bullicio que se cuece unas pocas cuadras más al este.

Con el río Hudson como guía, este remanso se erige como la escapada perfecta para los residentes de Washington Heights que quieran dejar de escuchar, aunque sea por un rato, el ruido de los coches, la música de los comercios y el murmullo de un barrio con mucha vida.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
En la calle Broadway con la 155 Oeste. Mariela Lombard/El Diario NY.
Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
La arquitectura de las casas cambia por la carretera Riverside con la 158. Mariela Lombard/El Diario NY.

Juan Pagán es auténtico testigo de la quietud que se vive en estas pocas cuadras. Este neoyorquino de padres puertorriqueños tiene problemas de visión, pero no tiene miedo de salir a la calle él solo, a hacer la compra o simplemente pasear.

“Es que por aquí nunca hemos tenido problemas, estas calles son las más tranquilas. Por allá es más activo -dice señalando a la calle Broadway- pero esto es familiar, son puras viviendas residenciales, no hay lo típico de gente gritando… Mira, yo vivía en Brooklyn, en Williamsburg, cuando era aquello un poco salvaje y recuerdo a gente tirando la basura por la ventana. ¡Esto es lo contrario!”, nos decía con una sonrisa.

Hablamos con él en la 157, por donde suele caminar. “Vengo por aquí a andar pero para hacer la comprar sí que voy a Broadway porque allí están los comercios. Voy siempre a un restaurante en aquella esquina a comprar mi arroz con pollo y habichuelas”.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Juan Pagán lleva 50 años en el barrio, pero nació y se crió en Brooklyn. En Riverside vivió con su mujer hasta que ella falleció de cáncer. Ahora está retirado pero trabajó muchos años en la Corte Suprema.

La quietud de estas calles viene precedida, al sur, por el Cementerio Trinity, donde están enterrados curiosos personajes de la historia de Nueva York.

La amante de Greta Garbo

La vida de Mercedes de Acosta es hoy en día un misterio para muchos, sin embargo, esta escritora de familia cubana y española fue célebre entre la socialité neoyorquina de los años 30.

De Acosta se declaró abiertamente lesbiana en un momento en el que la homosexualidad se escondía en determinados círculos y mantuvo relaciones con numerosas mujeres muy conocidas, sobre todo escritoras de obras de teatro o poesía. Entre sus amores destaca la actriz Greta Garbo, con la que tuvo una larga historia de idas y venidas sin final feliz.

En 1960 publicó sus memorias que, aunque fueron bien recibidas por la crítica, también abrieron heridas entre algunos de sus conocidos por las confesiones sexuales que contenían. Ocho años después, Mercedes murió sola y pobre.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Una de las entradas al Trinity Cementery, en la 155. Mariela Lombard/El Diario NY.
Mercedes de Acosta esta enterrada en el Cementerio Trinity. Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Mercedes de Acosta fue enterrada en el Cementerio Trinity, junto a parte de su familia. Mariela Lombard/El Diario NY.

Calma versus alboroto

Ramón Berrocal y Denise Berrocal son padre e hija. Ella nació en NYC, y él, dominicano, llegó a la ciudad hace 30 años. Ambos viven en la calle 158.

“Nosotros hemos visto cambiar el barrio. Antes había mucha droga, delincuencia, prostitución y ya no se ve. Incluso ahora vienen más ‘blanquitos’ acá”, nos dijo Ramón, que siempre ha vivido en Washington Heights.

“Según te acercas al río, por Riverside, vas notando más tranquilidad. Estas calles son más silenciosas aunque en verano hay más ambiente… tu sabes, aquí la gente es amigable y en seguida ponemos música en el coche y tenemos una sonrisa para todos. Aquí somos todos latinos, así que aunque sea tranquilo, también se nota el espíritu de la comunidad“, contaba Denise.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Dominicanos en la calle Broadway, en Washington Heights. Mariela Lombard/El Diario NY.

Frente a la paz que influye Riverside a las calles que la cortan, encontramos la locura y la actividad frenética de Broadway, donde se encuentran todos los comercios y a donde muchos vecinos se dirigen para tomar el tren o el autobús.

“En Broadway tenemos todas las tiendas y venimos aquí a hacer las compras pero desgraciadamente hay muchos comercios que están desapareciendo. Uno de los problemas más grandes que tiene el barrio son las elevadas rentas. Los comerciantes no pueden permitirse pagar alquileres tan altos y acaban cerrando”, continuaba Ramón con expresión preocupada.

Denise también aportó su queja. “De hecho, nos están sacando. Los landlord ofrecen dinero a los inquilinos para que se vayan y así alquilar las casas por más dinero a los nuevos vecinos. Además aquí los trenes están un poco olvidados, debería poner más seguridad en estas paradas”.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Ramon y Denise Berrocal, en la calle Broadway, con la 157, en Washington Heights. Mariela Lombard/El Diario NY.
Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Shipwreck, obra de Monserrat Daubon y Pedro Villalta que esta expuesta en la Esquina de West 155th. St. y Riverside Drive. Mariela Lombard/El Diario NY.
Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Una vecina pasea por Riverside Dr, con la 155. Mariela Lombard/El Diario NY.
Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Vecinas pasean y hacen deporte junto a la orilla del río Hudson. Mariela Lombard/El Diario NY.

Pero no todos prefieren la quietud de esta zona privilegiada de Washington Heights. Josefina Almansa se confiesa “amante del bullicio”.

“Me encanta este barrio por muchas razones, principalmente porque es puro dominicano y aquí nos llevamos bien con todo el mundo. Pero también porque todo está cerca: los supermercados, las farmacias, el bus…”, nos dijo esta dominicana, que va todos los días a Riverside Dr. a llevar a Sofía, la niña a la que cuida, al daycare.

“Broadway es más bullicioso, la zona de la guardería es diferente, casi dejas de escuchar el ruido de los coches. A mí sin embargo me gusta el movimiento, que se oiga la música y la gente pasar, ¡así es más divertido!”, nos contaba Josefina mientras la pequeña no dejaba de moverse entre sus piernas. Seguro que cuando crezca, Sofía es también de las que prefiere las zonas más animadas.

Nuestros Barrios en Washington Heights. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.
Josefina Almazar lleva 5 años en NYC y es la babysitter de Sofia, a la que lleva de lunes a viernes a la guardería de Riverside. Mariela Lombard/El Diario NY.

Cómo llegar

En metro: La línea 1, hasta la 157. También puedes tomar la línea C, hasta la 163 y andar un par de cuadras al oeste.

En bus: El Bx6 va por Riverside Dr, pero más autobuses pasan por Broadway, como el M4 y el M5.