Concejales se unen para frenar el hambre en Nueva York

Los líderes políticos advierten que 1.6 millones de neoyorquinos están sufriendo la falta de comida
Concejales se unen para frenar el hambre en Nueva York
Concejales piden 22 millones para frenar el hambre en Nueva York
Foto: Edwin Martínez / El Diario

Nueva York es una de las ciudades más ricas del mundo, pero también es una ciudad que cuenta con 1.6 millones de personas que dependen de ayuda para poder comer, por lo que este lunes líderes políticos de la Gran Manzana le pidieron al Alcalde Bill de Blasio que no deje con hambre a los neoyorquinos de bajos recursos.

Un total de 48 concejales se unieron para exigirle al mandatario local que dentro del presupuesto para el año fiscal 2017, que actualmente se está revisando, incluya $22 millones para la financiación de alimentos básicos del del Programa de Asistencia Alimentaria de Emergencia (EFAP).

Las cifras presentadas por los concejales revelan que en la Gran Manzana hay un faltante anual de 241 millones de platos de comidas que afectan al 16% de la población, quienes dependen en gran proporción de las despensas de alimentos y los comedores comunitarios de emergencia.

Las más de 500 organizaciones que brindan millones de comidas al año a familias necesitadas, se enfrentan a la falta de fondos, mientras el número de personas que no pueden cubrir sus gastos de alimentos aumenta.

Los concejales denunciaron que el presupuesto ejecutivo reduce la financiación del programa EFAP a $8.2 millones y no tiene en cuenta que desde el 2013 la necesidad de alimentos ha aumentado en la ciudad tras los recortes en el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, con lo que se perdieron 116 millones de comidas por año.

“Encontramos pruebas de hambre en todos los rincones de nuestra ciudad y hay que asegurarse de que a nadie se le la espalda cuando está buscando los alimentos nutritivos que necesitan para sobrevivir”, dijo el concejal Stephen Levin, Presidente del Comité general de Bienestar. “Millones de neoyorquinos dependen de las comidas de los bancos de alimentos y de los comedores, y ahora la necesidad es mayor que antes. Ninguna familia debería tener que elegir entre pagar los gastos necesarios y poder comer“.

El concejal Barry S. Grodenchik también mostró su preocupación.

“La ciudad de Nueva York es una de las ciudades más ricas del mundo, sin embargo, uno de cada cinco niños depende de los comedores y despensas de alimentos. Yo me quedé absolutamente aturdido tras enterarme en una audiencia del Concejo, a principios de este año, que la Ciudad parece ir hacia atrás en lugar de ir hacia delante con el problema del hambre”.

El concejal Levine dijo que no es justo que en Nueva York se juegue con el hambre de la gente.

Ningún niño debería jamás irse a dormir con el estomago vacío en una de las ciudades más ricas del mundo”.

Las cifras

  • 48 concejales se unieron para pedir $22 millones para programa de asistencia de alimentos.
  • En Nueva York 1.6 millones de neoyorquinos dependen de alimentos del programa de emergencia.
  • Hay un faltante anual de 241 millones de platos de comidas.
  • El 16% de la población de la Gran Manzana depende de las despensas de alimentos y los comedores comunitarios de emergencia.
  • 45% de las despensas de alimentos han tenido que reducir las cantidades otorgadas.

Alrededor de la web