Así llegan los Red Bulls al clásico del Hudson

Los Red Bulls están lejanos del equipo que ganó la temporada regular el año pasado

Felipe, volante de los Red Bulls. Getty Images.
Felipe, volante de los Red Bulls. Getty Images.
Foto: Getty Images

Los New York Red Bulls modelo 2016 distan mucho del sorprendente equipo que ganó la temporada regular en 2015.

Los que tienen como sede Harrison, Nueva Jersey, llegarán al clásico del Hudson con un récord de 4 victorias, 7 derrotas y 1 empate. En 2015 sólo perdieron en 10 ocasiones, mientras que salieron ganadores en 18. El contraste es notable.

La venta de Matt Miazga al Chelsea de Inglaterra y la lesión de Damien Perrinelle en los playoffs de la temporada pasada dejaron la zona defensiva en ruinas. El club fichó al ghanés Gideon Baah para llenar el espacio, pero una lesión y su adaptación a la MLS han limitado sus minutos. El otro defensa con experiencia, Ronald Zubar, sigue intermitente en la nómina inicial por una serie de molestias físicas.

Para evitar una hemorragia mayor, el club trajo al veterano Aurelien Collin en un canje con Orlando. El zaguero francés de a poco asume un rol de líder con el equipo. Su mejor partido, el tercero como Red Bulls, lo jugó el miércoles en el triunfo 1-0 sobre Chicago Fire.

Sin embargo, los problemas de los Red Bulls no se limitan a la defensa. El equipo tampoco pesa en ataque. Se esperaba ver la dupla de Bradley Wright-Phillips y Gonzalo Verón con un sistema 4-2-2-2, pero el argentino se lesionó antes del comienzo de campaña. El técnico Jesse Marsch tuvo que recurrir al 4-2-3-1 de la temporada anterior, aunque sin los mismos resultados.  Los Red Bulls tiene la posesión, pero carecen de profundidad y otras alternativas.

El único partido redondo de los Red Bulls fue contra FC Dallas el 29 de abril en Red Bull Arena. Ese día golearon 4-0 a uno de los mejores equipos de la liga.

Fortalezas de Red Bulls:

  • El nivel de Sacha Kljestan. El volante es lo mejor del equipo en una temporada pálida. Cuenta con seis asistencias en el año y si tiene espacio hace daño.
  • La alta presión sigue siendo su mejor arma pese a los riesgos. Los Red Bulls lucen mejor cuando el rival decide atacar en lugar de estacionarse en defensa.
  • El goleador Wright-Phillips tiene tres goles en 2016, pero el año pasado le anotó al NYCFC en los tres clásicos para un total de cuatro anotaciones. Los tiene de clientes.
  • Debilidades de Red Bulls:

    • La defensa. La pareja de centrales volverá a ser improvisada para Red Bulls y los laterales dejan muchos espacios cuando intentan anticipar en el mediocampo.
    • Dax McCarty y Felipe no están precisos en la entrega de pelota, lo que ocasiona contragolpes y poca generación de juego ofensivo.
    • Ataque sin armas. Si los Red Bulls no generan error del rival, ofrecen pocas alternativas para llegar al gol.