Dominio del inglés es clave para el éxito de inmigrantes

Instamos a la Administración a invertir $16 millones para la alfabetización en inglés

En Nueva York, dar apoyo a las comunidades  inmigrantes es un asunto personal. Cuatro de cada 10 residentes de la Ciudad son inmigrantes y colectivamente contribuyeron cerca de $260 billones a la economía de la Gran Manzana en el 2015. Además, la mayoría de inmigrantes neoyorquinos pertenece a familias de estado mixto compuestas por ciudadanos de Estados Unidos, residentes permanentes y residentes indocumentados. Ellos son parte integral de nuestra sociedad en general, un hecho que a menudo muchos pasan por alto.

Por eso es lamentable ver que el Presupuesto Ejecutivo de la Alcaldía no proporciona un apoyo adecuado a las crecientes necesidades de nuestras comunidades inmigrantes. Para asegurar que las puertas a la oportunidad esten abiertas, mis colegas y yo estamos instando fuertemente a la Administración a invertir $16 millones para la alfabetización en inglés, la educación de adultos y la preparación para el GED, como se indica en nuestra Respuesta al Presupuesto Preliminar.

Entre 2000 y 2011, los barrios con las más altas concentraciones de inmigrantes tuvieron un crecimiento comercial más fuerte que el resto de la Ciudad. Los inmigrantes han ayudado a revitalizar barrios como Coney Island, Corona, Elmhurst, Flushing, Jackson Heights, Washington Heights y muchos otros.

La capacitación de los inmigrantes neoyorquinos es crítica, y para ello, necesitan tener acceso a los programas de alfabetización de adultos. Tener dominio del inglés es esencial para asegurar oportunidades de trabajo y la participación en la vida cívica, social y económica de esta Ciudad.

Casi el 25% de los residentes inmigrantes hablan poco o nada de inglés, sin embargo, en cualquier momento dado, más de 14.000 personas están en lista de espera para los programas de alfabetización y educación en inglés. La baja alfabetización de adultos tiene un enorme impacto en los padres, sus hijos y sus comunidades. El dominio limitado del inglés atrapa a inmigrantes en empleos de baja remuneración y dificulta su capacidad para sostener a sus familias y avanzar económicamente.

Además, sus hijos llegan a la escuela con un déficit en inglés. Actualmente, de los 140.000 estudiantes aprendiendo inglés en nuestras escuelas públicas, la mayoría son ciudadanos estadounidenses nacidos de padres inmigrantes. Pobre dominio del inglés también afecta la capacidad de los padres a involucrarse en y abogar por la educación de sus hijos.

Aunque el dominio del inglés no es un requisito para solicitar  DAPA y DACA Ampliada, existe un requisito educativo que se puede cumplir si está inscrito en un programa de alfabetización que cumpla con ciertos criterios. Esto puede ser importante para los aproximadamente 16.000 to 24.000 residentes indocumentados en la ciudad de Nueva York, que pueden ser elegibles para estos programas de alivio de la deportación.

Hay 1,8 millones inmigrantes en Nueva York que requieren las herramientas necesarias para asegurarse de que puedan prosperar y, como las generaciones anteriores, contribuir para asegurar que  Nueva York siga siendo la gran ciudad inmigrante que es hoy, y seguirá siendo mañana. Su éxito, nuestro éxito se basa en su capacidad para aprovechar al máximo de ser neoyorquinos. No hay ninguna otra opción.

Melissa Mark-Viverito es la presidenta del Concejo Municipal de NY