Los mejores chefs latinos se juntan

El evento ¡Qué rico!, organizado por Citymeals on Wheels para recolectar fondos, será un festín en honor a la comida hispana

Algunos de loss mejores chefs hispanos de Latinoamérica y Estados Unidos se unirán para preparar sus más deliciosas recetas por una buena causa: recolectar dinero para alimentar a los menos privilegiados de la Gran Manzana.

El evento ¡Qué rico! Celebrating Latino Cuisine & Culture: The 31st Annual Chefs’ Tribute to Citymeals on Wheels, que tendrá lugar el lunes 6 de junio en el Rockefeller Center,  reunirá a estrellas de la cocina latina, como los chefs Carlos Cristóbal Márquez Valdés (Cuba), Juan Manuel Barrientos (Colombia), Carolina Bazán (Chile), Jose Enrique (Puerto Rico) y Josefina Santacruz (México), quienes visitarán la ciudad para  cocinar junto a chefs de la talla de Daniel Boulud, Wolfgang PuckMarc Forgione, Masaharu Morimoto, Jacques Torres y Jean-Georges Vongerichten. Juntos, celebrarán deliciosos sabores de México, el Caribe, América Central y América del Sur.

Un importante grupo de chefs hispanos de la ciudad, como Franco Barrio, de Bespoke Kitchen;  Mario Hernández, de Jorge Guzman Hospitality Group (The Black Ant, Temerario, Ofrenda y Cafe Bamba); y Roberto Santibañez, de Fonda Restaurants; también serán parte del gran festín de más de 40 expertos culinarios que estarán sirviendo sus mejores platillos.

 

Jorge Guzman Hospitality Group (The Black Ant, Gardenia, Temerario, Ofrenda y Cafe Bamba
El chef Mario Hernández, de Jorge Guzman Hospitality Group (The Black Ant, Gardenia, Temerario, Ofrenda y Cafe Bamba), le pondrá el sabor mexicano al evento./Cortesía

“El pistacho me recuerda a la primavera, por lo que es el plato que elegí para servir durante el evento de Citymeals. Combinar el cordero con el verde del pistacho hace que sea una receta muy llamativa. Es un plato que me encanta”, comentó el chef Roberto Santibañez sobre lo que preparará durante Qué Rico. (ver receta abajo)

Este festival gastronómico anual es organizado por Citymealson Wheels con el propósito de recaudar fondos para la preparación y entrega anual de más de dos millones de comidas nutritivas a los ancianos de bajos recursos de Nueva York.

“La influencia del mundo latino en Nueva York es indiscutible. ¡Qué rico! celebra esta maravillosa cultura, así como los miles de chefs y restaurantes que se han comprometido con Citymeals a lo largo de los años y nos ayudan a crear un cordón de sustento de comidas y compañía para los neoyorquinos mayores vulnerables”, comentó Beth Shapiro, directora ejecutiva de Citymeals on Wheels.

 

Para información sobre boletos, visite www.citymeals.org/querico

 

Costillas de Cordero con Pipian de Pistacho

Ingredientes:

2 costillas de cordero de ocho piezas

4 cucharaditas de sal

Para el chile:
1⁄4 taza de semillas de chile
1⁄2 cucharadita de pimienta de Jamaica (allspice berries)
3⁄4 cucharadita de semillas de anís
1 pedazo de canela mexicana de 1 pulgada
3 clavos de olor

Para la salsa de pistacho
3 tazas de caldo de pollo
1 chile poblano, asado pelado, sin semillas y picado en trozos pequeños
1 chile serrano
1⁄2 taza de pistachos (natural, no teñido)
1⁄4 taza de semillas de sésamo
1 diente de ajo entero
1⁄4 cucharadita de semillas de anís
1 hoja de aguacate ( opcional)

Preparación:
Seque el cordero completamente con toallas de papel. Fróte las costillas con la sal por todas partes, incluyendo los pequeños espacios entre las costillas. Dejarlas reposar durante el roce.

Para el aliño: poner las semillas de chile en un sartén mediano y calentar a fuego medio-bajo, Cocinar revolviendo y sacudiendo  la sartén para que las semillas queden tostadas uniformemente,  hasta que se vean brillantes y desprendan un dulce aroma, aproximadamente 5 minutos. Verter las semillas en un plato. Agregar la pimienta de Jamaica, semillas de anís, canela y clavo a la sartén y tostadas, revolviendo, unos 2 minutos. Agregar las semillas de chile.

Cuando las semillas y las especias se enfríen, triturar todo junto en un molino de especias hasta lograr un polvo grueso. Frotar la mezcla de especias en todas las partes del cordero, recubriendo uniformemente, como si estuviera empanizado. Dejar que el cordero repose a temperatura ambiente por hasta 45 minutos antes de la cocción, o refrigerar hasta por 8 horas. Extraer del refrigerador 45 minutos antes de la cocción.

Hacer la salsa: Combinar 1 1⁄2 tazas de caldo, el chile poblano, serrano, pistachos, semillas de sésamo, ajo y semillas de anís y batir hasta obtener una mezcla homogénea. Vierta la mezcla en una cacerola mediana pesada y lleve a ebullición. Ajuste el calor cuando la salsa esté hirviendo y cocine, revolviendo con frecuencia hasta que esté ligeramente espesa, aproximadamente 30 minutos. Si la salsa espesa demasiado, añadir un poco de agua, 1 ó 2 cucharadas a la vez. Retirar del fuego.

Precalentar el horno a 450°F. Forre una bandeja  de hornear con papel de aluminio.

Colocar las chuletas con el hueso hacia abajo en la bandeja de hornear y asar hasta que el termómetro de lectura insertada en el centro  registre 130°F (a mediano-raro), unos 20 minutos. O ajustar el tiempo de cocción según el grado que usted prefiera. Retirar y  dejar reposar durante 5 a 8 minutos.
Mientras tanto, recalentar la salsa a fuego lento.

Cortar  las chuletas y servir con aproximadamente 1⁄2 taza de salsa sobre cada porción.