Maestra acusada de abuso tenía sexo con estudiante casi “todos los días”

Alexandria Vera se entregó a las autoridades este miércoles

Alexandria Vera (24) la exmaestra de una escuela intermedia en Texas acusada de tener sexo con uno de sus estudiantes de 13 años, se entregó a las autoridades luego de que se emitiera una orden de arresto en su contra.

Este miércoles, Vera arribó a una prisión cercana al condado de Montgomery. La mujer –quien daba clases de Inglés en Stovall Middle School del Distrito Escolar Independiente Aldine– quedó en libertad tras pagar una fianza de $100,000.

Vera enfrenta cargos de abuso sexual contínuo de un menor, por mantener relaciones sexuales con uno de sus estudiantes en encuentros que iniciaron el verano pasado.

CONTENIDO RELACIONADO: Maestra acusada de tener sexo con estudiante dice que estaba enamorada

Un documento judicial de causa probable presentado en la corte del condado Harris recoge detalles de la relación prohibida de la pareja.

Indica que, aunque al principio, trataba de ignorar al muchacho, éste continuaba buscándola y coqueteándole. Así fue que comenzaron a comunicarse por Instagram e intercambiaron números de teléfono. Fue en septiembre cuando tuvieron el primer encuentro sexual.

Vera –madre de una niña de 4 años -indicó a oficiales que la entrevistaron que estaban enamorados y que quedó embarazada del menor en enero de este año.

Sin embargo, abortó cuando oficiales de Servicios a Menores  visitaron la escuela para indagar sobre el caso. En ese momento, negaron la relación. Pero los intercambios por celular, los delataron.

Relató que en un evento de “casa abierta” en la escuela, en octubre pasado, conoció a los padres del chico. Posteriormente, visitó la casa de la familia y fue presentada como la novia. Según indican los documentos, los padres del menor aceptaron la relación y la invitaban a actividades familiares.

Vera reveló que mantenía sexo con el estudiante “casi diariamente en su residencia”, luego de conocer a los parientes.

Incluso, el menor pasaba la noche en su casa y al día siguiente, la maestra lo llevaba de vuelta a su residencia para que tomara el bus.

Cuando la familia del menor se enteró que estaba embarazada, supuestamente, los apoyaron y reaccionaron “emocionados”.