La Reserva Federal debe ser un reflejo de nuestras comunidades

La Reserva Federal debe ser un reflejo de nuestras comunidades
Un informe reciente del Center for Popular Democracy señaló que un descomunal 83% de los miembros de la Reserva Federal son blancos, en comparación con 63% de todos los estadounidenses. /ARCHIVO
Foto: Shutterstock

Ocho años después del inicio de la Gran Recesión, a las comunidades de color todavía les cuesta recuperarse. La tasa de desempleo de los afroamericanos a nivel nacional es de casi 9%, más del doble que la tasa de 4.3%  de los estadounidenses de raza blanca, y entre los latinos es un lamentable 6.1%.

Las comunidades que siguen afectadas por la recesión han notado estas disparidades y han llevado sus reclamos directamente a la Reserva Federal, pues dada la facultad de esta de modificar la tasa de interés, sus medidas influyen enormemente en el desempleo y los salarios. En los últimos dos años, una coalición de líderes comunitarios, sindicatos y trabajadores mal remunerados se han quejado de la política y dirección de la Reserva Federal, que desde hace mucho tiempo opera fuera de la vista del público.

Pero eso está empezando a cambiar a medida que queda cada vez más claro que la recuperación sigue siendo enormemente dispareja. Hoy en día, se critica cada vez más a la Reserva Federal por no hacer lo suficiente para ayudar a las comunidades de color a recuperarse.

Este mes, más de 100 miembros del Congreso enviaron una carta a la Reserva Federal, con la cual se sumaron a las quejas y exigieron más diversidad racial, económica y sexual. Actualmente, en el sistema de la Reserva Federal predominan los hombres blancos y miembros del sector financiero, quienes están más protegidos de los efectos que persisten de la recesión.

Un informe reciente del Center for Popular Democracy señaló que un descomunal 83% de los miembros de la Reserva Federal son blancos, en comparación con 63%  de todos los estadounidenses. Ni un solo presidente regional es latino o de raza negra. De hecho, nunca en la historia de la Reserva Federal ha habido un presidente regional afroamericano. Es más, solo 11% de ellos provienen de grupos comunitarios, sindicatos o el entorno académico, y casi 40% provienen del sector financiero.

Esto es un problema. Si casi todos los encargados de dictar la política son banqueros blancos, y no se oyen las voces de las mujeres, minorías y representantes de grupos de trabajadores y consumidores, se desatenderán las necesidades de dichos grupos.

Hillary Clinton, quien se tiene previsto sea la candidata demócrata a la presidencia, se ha unido a las quejas y ha dicho públicamente que si la eligen, se esforzaría por remplazar a los banqueros de los directorios de la Reserva Federal con más miembros latinos y afroamericanos.

Por fin se está cuestionando a una de las instituciones menos trasparentes pero vitalmente importantes del país. Ya que la Reserva Federal se dispone a tomar una decisión sumamente importante en junio con respecto a las tasas de interés, miles en todo el país seguirán exigiendo decisiones que beneficien a todos los estadounidenses, no solo a una porción privilegiada de la población. Ya que los latinos y otras comunidades en desventaja en todo el país siguen sufriendo las consecuencias de la recesión, no se puede dejar que la Reserva Federal siga operando a puerta cerrada.

-Rubén Lucio, hijo es administrador en el terreno de la campaña Fed Up, un proyecto del Center for Popular Democracy