Kim Kardashian quiere hacer algo con su trasero que podría molestar a sus fans

Entérate de los motivos que podrían impulsar a la estrella televisiva para querer cambiar su famosa retaguardia
Kim Kardashian quiere hacer algo con su trasero que podría molestar a sus fans
La esposa de Kanye West fue vista jugando con sus dos hijos.
Foto: grosby group

Aunque la estrella televisiva Kim Kardashian ha convertido su famosa retaguardia en su principal seña de identidad, irónicamente ahora planea ponerse manos a la obra para conseguir recuperar la figura menos curvilínea -y con un trasero más reducido- que lucía hace unos años.

“Quiero perder algo de cu*o. No del todo, pero es extraño ver cómo cambia tu cuerpo con cada embarazo. Quiero volver a ser la Kim de 2010 o 2011, así que me voy a fijar esa meta y pienso conseguirlo“, aseguró a la revista new!

No obstante, si la dieta y el ejercicio no demuestran dar los resultados esperados en un tiempo razonable, Kim -madre de North (2) y Saint (5 meses) junto al rapero Kanye West- piensa tirar la toalla para empezar a comer lo que le venga en gana.

Si no lo logro continuaré comiendo donuts“, añadió.

El trasero de Kim es uno de sus mayores atributos. Foto: Grosby Group.
El trasero de Kim es uno de sus mayores atributos. Foto: Grosby Group.

Este tipo de bollería es, de hecho, uno de los pocos puntos débiles que reconoce tener Kim, quien después de varios años sometiéndose todo tipo de dietas parece haber perdido su antigua pasión por la comida.

TE PUEDE INTERESAR: Kim Kardashian y Kanye West amenazan con demandar a su ex guardaespaldas

“Creo que se me ha dado tan bien hacer dieta que ya nada me emociona como antes, excepto los beignets de Nueva Orleans [dulce de masa frita relleno de frutas típico de la ciudad de Luisiana] y los donuts cubiertos de azúcar, que son mi obsesión. ¿Mi bebida favorita? Tiene que haber algo que me guste… No soy mucho de bebidas alcohólicas, pero en París hay un restaurante llamado Ferdi que tiene una bebida de fresas que me encanta. Pero si pudiese beber cualquier cosa sin preocuparme por las calorías sería una piña colada de fresa”, confesaba Kim en una entrevista anterior.