Sanders promete trabajar con Hillary Clinton para derrotar a Trump en noviembre

Obama dio su respaldo a Clinton en un video emitido por su campaña
Sanders promete trabajar con Hillary Clinton para derrotar a Trump en noviembre
Foto: María Peña / Impremedia

WASHINGTON.- Tras un encuentro privado con el presidente Barack Obama, el senador Bernie Sanders afirmó este jueves que trabajará con la virtual candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, para derrotar a su rival republicano, Donald Trump, en noviembre próximo.

Acompañado de su esposa, Jane, Sanders salió de la mansión presidencial con unas declaraciones escritas y no respondió a preguntas que le gritaba el enjambre de periodistas que lo esperaban bajo el sol.

Sanders dijo que felicitó a Clinton por su “fuerte campaña” y expresó su deseo de reunirse con ella en el futuro cercano “para ver cómo podemos trabajar juntos para derrotar a Donald Trump, y crear un gobierno que nos represente a todos, y no solo al uno por ciento” de la población.

Sanders advirtió de que Trump "sería un desastre como presidente" y criticó que el Partido Republicano lo apoye. Foto: María Peña/Impremedia
Sanders advirtió de que Trump “sería un desastre como presidente” y criticó que el Partido Republicano lo apoye. Foto: María Peña/Impremedia

Al advertir de que Trump “sería un desastre como presidente”,  Sanders criticó que el Partido Republicano tenga como candidato presidencial a alguien que ha convertido la intolerancia y la discriminación “en la piedra angular de su campaña”.

“El pueblo estadounidense no votará ni tolerará a un candidato que insulta a los mexicanos y a los latinos, a los musulmanes, a los afroamericanos y a las mujeres”, vaticinó.

Sanders agradeció a Obama y al vicepresidente Joe Biden por mantener su palabra de no tener injerencia en las primarias, y “por el grado de imparcialidad” que establecieron durante el proceso.

Pero poco después de la reunión, Obama anunció su apoyo oficial a Clinton en un video de poco más de tres minutos emitido por la campaña de la exsecretaria de Estado, quien ganó en la mayoría de los 50 estados que han realizado primarias.

“Quiero congratular a Hillary Clinton por hacer historia como la virtual candidata demócrata para presidenta de EEUU… no creo que haya habido alguien tan calificado para este cargo. Tiene el valor,  la compasión y el corazón para cumplir con el trabajo”, aseguró Obama en el video, que incluye imágenes de ambos en la Casa Blanca.

A petición de Sanders, Obama lo recibió en su Despacho Oval en la Casa Blanca para discutir formas de unir al Partido Demócrata y el papel que puede jugar Sanders en ese proceso.

La Casa Blanca no ha emitido un comunicado sobre el encuentro, en el que también participó Biden.

La contienda por la nominación demócrata se torno agria ante los continuos ataques del senador independiente de Vermont, quien acusó a Clinton de estar ligada a Wall Street y las grandes corporaciones, y de apoyar la guerra en Irak.

El reto para el Partido Demócrata ahora es cerrar filas en torno a Clinton y ayudarla a afianzar el apoyo de los fieles seguidores de Sanders, en su mayoría independientes, jóvenes, y los desencantados con el “establishment” político en Washington.

Muchos de los seguidores de Sanders han indicado que no apoyarán a Clinton.

El martes pasado, horas después del cierre de urnas en California, Sanders afirmó que llevará su lucha por votos y delegados hasta la convención nacional demócrata en Filadelfia (Pensilvania) el mes próximo.

Sanders dijo nuevamente hoy que llevará al cónclave demócrata los asuntos de justicia social por los que se lanzó a la presidencia y que ha atraido al proceso político a millones de trabajadores y jóvenes.

Sanders tiene programada una serie de reuniones con los jerarcas demócratas en el Congreso, incluyendo al líder de la minoría en el Senado, Harry Reid.

También tiene previsto participar en un gran mítin político esta noche en el “DC Armory” de la capital estadounidense, que el próximo martes realizará la última de las primarias en esta fase del ciclo electoral.

De mayoría afroamericana, la ciudad históricamente se ha decantado por candidatos demócratas, y las encuestas dan una ventaja a Clinton quien, al igual que Sanders, apoya que el Distrito de Columbia, sede de la capital, se convierta en estado.

Aunque tiene una alcaldía, la capital no tiene plena autonomía para dirigir sus asuntos presupuestarios o políticas públicas, y tampoco tiene legisladores con derecho a voto en el Congreso de EEUU.