De Blasio firma ley que reduce penalidad de ofensas menores

La legislación también dará más transparencia sobre las emisiones de citaciones criminales y civiles
De Blasio firma ley que reduce penalidad de ofensas menores
Bill de Blasio firma la Reforma de Justicia Criminal Foto por: Mariela Lombard

El alcalde Bill de Blasio firmó el lunes  la Reforma de Justicia Criminal (CJRA) junto al comisionado de Policía William J. Bratton y la presidenta del Consejo Municipal Melissa Mark-Viverito, quien auspició la ley.

La CJRA esta compuesta de ocho leyes que disminuyen las penalidades por delitos menores y no violentos.

“Por demasiado tiempo, una pequeña infracción venía con un gran precio, teniendo un costo alto en las vidas y oportunidades de los neoyorquinos. Un acto menor, no violento, no debería determinar tu destino”, dijo De Blasio.

En sus comentarios Mark-Viverito dijo que estima que el CJRA desviará a más de 100.000 casos de las cortes criminales cada año, ayude alrededor de 10,000 personas a no tener pasado criminal por delitos menores, y evite la emisión de más de 50.000 órdenes de arrestos anuales.

Melissa Mark-Viverito fue una de las proponentes más notables de la legislación
Melissa Mark-Viverito fue una de las proponentes más notables de la legislación. Foto por: Mariela Lombard

La ley “mantendrá nuestra ciudad segura, asegura penalidades proporcionales al crimen y traerá más justicia a un sistema de justicia criminal que lo ha necesitado por demasiado tiempo”, dijo la puertorriqueña.

Acciones como orinar en público, no seguir las reglas de los parques, tirar basura, y hacer mucho ruido segirán siendo ilegales, pero serán ofensas civiles, en vez de criminales. Sin embargo, los oficiales del Departamento de Policía de Nueva York pueden decidir si hace falta procesar al individuo criminalmente.

“Esta legislación avanza los muchos pasos que el NYPD ha adoptado para aplicar la vigilancia precisa en todas las comunidades a través de la Ciudad”, dijo Bratton.

La legislación además requiere que el NYPD haga público las emisiones de citaciones criminales y civiles por ofensas, raza, edad, y género de la persona que recibió la penalidad.

El concejal que introdujo esa provisión, Jumaane D. Williams, dijo “Esta legislación nos permitirá tener un récord tangible de cómo algunas de nuestras comunidades están siendo vigiladas. Es importante que la legislación no cambia el cumplimiento de ley o fomenta el crimen; esta legislación es de equidad y mejorar como nuestras comunidades están siendo tratadas por el NYPD”.

“La CJRA tiene el potencial de reducir algunas de los efectos de los delitos menores, el cual desproporcionadamente sienten los jóvenes de bajos ingresos en comunidades de color”, dijo Kate Rubin directora de Política Pública at Youth Represent.

Sin embargo, otros expertos como Angelo Pinto de la Asociación Correccional de Nueva York dijo que aunque disminuir la penalidad de los crímenes de ofensas menores es bueno, todavía las comunidades de escasos recursos estarán sufriendo porque no pueden pagar las fianzas. “Lo mejor para estos individuos es revivir una alternativa de sanciones económicas”, dijo Pinto que desarrollar iniciativas de servicio comunitario ayudaría aún más a los individuos.

El grupo de Comunidades Unidas para Reforma Policial dijo en una declaración que el CJRA tiene el potencial para avanzar en la reforma jurídica pero “no es la reforma policial y no termina con la vigilancia de ventana rota discriminatoria que impulsa las disparidades raciales”. El grupo denunció que la legislación no incluye la iniciativa del Derecho de Saber y le da el poder a la policía para decidir si alguien se incrimina civil o criminalmente. “Es una oportunidad perdida que deja a los neoyorquinos vulnerables a los abusos de la policía que continúan existiendo en los vecindarios de la ciudad”.