Candidatos del Distrito 13 exponen sus agendas

Nueve candidatos demócratas y uno republicano hablaron de sus planes en medio de aplausos y abucheos
Candidatos del Distrito 13 exponen sus agendas
Candidatos del Distrito 13 debatieron por la silla de Charles Rangel en el Congreso
Foto: Edwin Martinez / El Diario

Faltan dos semanas para que los votantes del Distrito 13 de Nueva York acudan a las urnas para elegir al candidato demócrata que en noviembre próximo competirá por la silla del Congreso federal que dejará el representante Charles Rangel tras 45 años, y  lunes por la noche se vieron las caras en un debate en la iglesia Riverside.

Los demócratas Adriano Espaillat, Guillermo Linares, Keith Wright, Suzan Johnson, Mike Gallagher, Adam Clayton, Sam Sloam, Clyde Williams y Yohanny Cáceres, al igual que el republicano Tony Evans, abordaron temas como la vivienda, el Seguro Social, el salario mínimo y el apoyo a personas de la tercera edad, y coincidieron en que quien llegue a Washington debe hacer que el Gobierno Federal invierta más en la Gran Manzana.

“Voy a buscar subsidios para los empleadores de pequeños negocios”, aseguró Linares, quien agregó que durante su labor como funcionario público ha ayudado a Nueva York en temas como la educación y disminuir la criminalidad en vecindarios del Distrito 13, como Washington Heights, por lo que trató de convencer que es la mejor opción.

VIDEO DEL DEBATE POR DISTRITO 13

Por su parte, el senador estatal Adriano Espaillat, uno de los más aplaudidos por parte de los 400 asistentes al evento, abogó por un incremento salarial para todo el país.

“El salario mínimo de $15 tiene que ser nacional y hay que entender que es una necesidad, pues si la gente se gana $100 dólares más no es para irse de paseo a El Caribe sino que los necesita para ir a comprar cosas básicas en los pequeños negocios como pampers y leche”, comentó durante el foro, organizado por AARP y auspiciado por El Diario, Univisión Canal 41, Amsterdam News y Wado, entre otros.

Keith Wright, también pareció haber agradado al público asistente, pues sus respuestas no solo fueron muy aplaudidas sino que incluso se refirió a proyectos concretos en materia de vivienda asequible que desea promover en el Congreso federal.

“Sección 8 es algo que tenemos que preservar y soy el único de los candidatos que tiene un plan. Estoy cansado delos edificios de lujo que dejan a muchas personas de bajos recursos por fuera. Por eso voy a pedir 125 millones para sección 8”, dijo el legislador estatal, quien además comentó que luchará por la condiciones de los retirados.

“Los adultos mayores tienen que ser tratados con respeto y con dignidad”, dijo. “Tenemos que crear fondos de ayuda para los jubilados, pues la mayoría solo tiene el Seguro Social como su principal fuente de ingresos. Cuando fue creado se creó como un suplemento”.

Susan Johnson aseguró que cuenta con la experiencia necesaria para ocupar la silla de Rangel y dijo que como una residente del Distrito 13 conoce muy bien sus necesidades.

“El que vaya a Washington tiene que hacer bien la tarea y yo como una congresista fresca voy a trabajar en favor de todos”, dijo.

Mike Gallagher también logró emocionar a los asistentes cuando aseguró que es hora de que alguien del Distrito 13 represente a los menos favorecidos. “Tenemos que lograr que los beneficios no sean solamente para los ricos y abogar por los subsidios de vivienda que están por desaparecer”.

Clyde Williams, por su parte, aunque también aseguró que luchará por necesidades básicas de su distrito como la vivienda asequible, fue el candidato más duro en sus declaraciones, y criticó a sus rivales por hacer politiquería prometiendo cosas que según dijo, hubieran podido haber hecho desde las posiciones que varios de ellos tienen actualmente en la Legislatura estatal.

“Estos individuos han tenido el poder de hacer eso y no han hecho nada, la verdad es la verdad y el 28 de junio debemos pasarle el cobro”, dijo.

El republicano Tony Evans fue abucheado en varias ocasiones, no solo por oponerse al aumento del salario mínimo nacional, sino por mostrar posturas contrarias a sus rivales demócratas.

“No tengo por qué recibir amor todos los días y si quieren me pueden abuchear, pero el que se enfrente a mí en las elecciones de noviembre va a tener un reto grande”, dijo, mientras el público lo abucheaba nuevamente.

Y haciendo un juego de palabras con su apellido antes de concluir el debate, el senador Adriano Espaillat se despidió asegurando que el 28 de junio, cuando se den las votaciones primarias, él saldrá victorioso. “Espallá’ que vamos”, dijo.