Sin traducción, sin ayuda

Sin traducción, sin ayuda
En Estados Unidos 1 de cada 4 mujeres sufre violencia doméstica y se supone que pueda obtener ayuda de la policía sin importar el idioma que hable. /ARCHIVO
Foto: La Opinión

La ciudad de Nueva York es el hogar de más de 1 millón de personas que hablan poco o casi nada de inglés. Más de 100,000 nuevos neoyorquinos llegan del exterior cada año, muchos de los cuales nunca han tenido la posibilidad de aprender la lengua del país que los acoge. Pero qué pasa cuando hay que denunciar un crimen pero no queremos llamar a la policía por no hablar inglés o por desconfianza a las autoridades? ¿Qué pasa cuando tú eres la víctima y el crimen lo ha cometido tu propia pareja?

En Estados Unidos 1 de cada 4 mujeres sufre violencia doméstica y se supone que pueda obtener ayuda de la policía sin importar el idioma que hable. Sin embargo, algunas víctimas de violencia doméstica que sólo hablan español han denunciado que los policías se presenta sin intérpretes, se burlan de su idioma y hasta han llegado a arrestar a la víctima en vez de al victimario.

En julio del 2008 el alcalde Bloomberg creó una ley para la creación de una política de centralización de acceso lingüístico para la ciudad de Nueva York. Esta Orden Ejecutiva 120 exige que todas las oficinas del gobierno local que tengan contacto directo con el público implementen un plan de acceso lingüístico que permita mejorar la prestación de servicios a aquellas personas que no hablan inglés. Sin embargo esto aún no es una realidad.

En el 2013 Legal Services of NYC junto con Violence Intervention Program, Inc. demandaron a la Policía de Nueva York por incumplimiento de la ley de acceso lingüístico, ya que con mucha frecuencia, en los casos de violencia doméstica, la policía utiliza como traductor al mismo abusador, los hijos, o incluso cualquier transeúnte que estuviera en el lugar de los hechos.

La Policía afirma estar mejorando en esto. Por ejemplo, cuando una víctima de violencia doméstica que no domine el inglés llame al 911, el oficial que atienda debe estar preparado para utilizar un celular con servicio de traducción: La policía tampoco podrá utilizar como traductores a transeúntes, niños o miembros de la familia.

Se están negociando los términos en la demanda contra NYPD y los nuevos procedimientos de acceso lingüístico están siendo ya implementados en el Bronx. Todo esto será de gran ayuda para las víctimas de violencia doméstica. Sin embargo, independientemente de los resultados, el temor a la detención y deportación continuará siendo el mayor obstáculo para salvar la vida de quienes están en peligro.

Si necesita ayuda, llame a nuestra línea telefónica (24 horas) de emergencia: 1800-664-5880.

-Cecilia Gastón es la directora ejecutiva de Violence  Intervention Program, Inc. (VIP)