Tratan de evitar que familias terminen en refugios este verano

Cuando los niños terminan las clases, más padre se ven obligados a dejar sus hogares, por ello la Ciudad ofrece ayuda para evitar que terminen en albergues
Tratan de evitar que familias terminen en refugios este verano
El comisionado del Departamento de Servicios Sociales Steven Banks distribuye información a los padres sobre los servicios de la Ciudad.
Foto: Suministrada

La semana que viene terminan las clases en las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York, pero para miles de estudiantes y sus familias, el comienzo de las vacaciones de verano en vez de ser una época placentera, marca el momento en que pierden sus hogares y entran al sistema de refugios o en los peores casos, terminan en la calle.

Giselle Routhier, directora de políticas para la organización Coalición para los Desamparado, explicó que durante el año escolar muchos padres logran convencer a los caseros que por el bien de sus hijos los dejen quedarse en sus hogares aunque la renta esté atrasada, pero cuando los niños regresan a casa por las vacaciones, ya no tienen excusas y se ven forzados a solicitar a refugios municipales para darle un techo a sus seres queridos.

Esta realidad se evidencia en que las familias desamparadas constituyen más de tres cuartos de la población en refugios de la Gran Manzana, según un reporte de la coalición que indica que la mayoría de las personas en refugio vienen de comunidades de color. “Es bastante inquietante que más de 90% de las familias en refugios son afroamericanos o hispanos”, dijo Routhier.

El aumento de familias desamparadas y las solicitudes de refugios durante el verano ha estado ocurriendo por más de una década. Según la Coalición para los Desamparado, en  el 2005 el ex alcalde Michael Bloomberg eliminó los programas que le daban prioridad a las familias desamparadas a obtener vivienda asequible y cupones de alquiler.

La coalición asegura que cuando el alcalde Bill de Blasio comenzó su gestión no había ningún programa municipal que ayudara a las personas en refugios a encontrar viviendas permanentes. Por ello, su administración respondió a la situación implementando programas que ofrecen servicios legales para evitar que las familias queden desamparadas, además de aumentar el número de colocación en casas permanentes.

De hecho, según la Alcaldía, en el 2015 disminuyó el número de familias que solicitaron ingresar al sistema de refugios.

No saben de la ayuda

Pero hay muchos neoyorquinos que no saben que pueden beneficiarse de estas ayudas, y por ello la Ciudad está educando a las familias sobre los recursos que ofrecen. El pasado lunes el Departamento de Servicios Sociales (DSS) y el Departamento de Educación (DOE) realizaron un Día de Acción, donde funcionarios electos y representantes de proveedores de servicio para personas sin hogar visitaron la escuela pública 532, en Brooklyn, donde hablaron directamente con los padres que dejaban a sus hijos.

“Estamos trabajando agresivamente para ayudar a los neoyorquinos a permanecer en sus hogares y vecindarios”, dijo el comisionado de Servicios Sociales Steven Banks. “Esta iniciativa es solo una parte del trabajo que estamos realizando para combatir el problema antes de que empiece”.

Una de las maneras la Ciudad tienen para prevenir esto es, “aumentando los fondos para programas que han probado su efectividad como Homebase, para el cual prácticamente duplicamos la inversión municipal de $22 a $42 millones”, dijo la vicealcaldesa para Asuntos de Salud y Servicios Humanos Herminia Palacio.

La vice Alcaldesa para asuntos de Salud y Servicios Humanos Herminia Palacio comparte con uno de los estudiantes.
La vice Alcaldesa para asuntos de Salud y Servicios Humanos Herminia Palacio comparte con uno de los estudiantes.

Homebase tiene 23 localizaciones a través de la ciudad. Esta red de servicios ofrece ayuda a individuos y familias con planes personalizados para crear estabilidad en el hogar, además de otra variedad de programas para prevenir las expulsiones, asistencia en efectivo a corto plazo, consejería financiera y ayuda para obtener empleo y solicitar beneficios públicos.

“Las escuelas deben ser anclas en sus comunidades”, dijo la canciller de Educación Carmen Fariña, al asegurar que estos programas son “una de nuestras iniciativas para que las familias estén al tanto de los servicios disponibles y  prevenir que terminen desamparadas, así como ofrecer asistencia a los estudiantes que la necesitan”.

Lenta ayuda del Estado

Aunque los programas desarrollados por la Ciudad han ayudado a disminuir el número de familias desamparadas en los últimos año, la falta de ayuda por el estado estaría retrasando el progreso, según indicaron los activistas.

En enero pasado el gobernador Andrew Cuomo prometió que iba a invertir casi $2,000 millones en programas de vivienda y dijo que estaba comprometido a crear 20,000 unidades de hogares temporales en los próximos 15 años. Sin embargo, el Estado sólo asignó $150 millones en el presupuesto de este año para programas de vivienda.

Los 150 millones del presupuesto son para construir 1,200 unidades en el primer año. Un vocero de Cuomo recalcó que es suficiente ya que ese dinero está encima de 100 millones que ya existian en el presupuesto. “Estamos en el camino para crear 6,000 unidades en cinco años”, dijo el vocero que la Administración tiene la intención de completar lo prometido.

Para Routhier, de la Coalición de Desamparados, los fondos son “completamente inadecuados” para comenzar las 6,000 unidades que prometieron construir en los próximos 5 años.

“Él se comprometió verbalmente a terminar el desamparo pero no lo ha seguido con acciones. Es frustrante”, dijo.

Personas sin hogar en NYC:

  • En los últimos años el número de personas desamparadas ha llegado a los niveles más altos desde la Gran Depresión de los años 30.
  • El número de neoyorquinos desamparados durmiendo cada noche en refugios municipales ha aumentado 91% en los pasados 10 años.
  • En abril de este año alrededor de 60,060 personas durmieron en refugios municipales cada noche.
  • Eso incluye a 23,311 niños.
  • Además, a los refugios llegaron 22,393 adultos partes de familias, y 14,356 adultos solteros.
  • Alrededor de 58% de los residentes de los refugios municipales son afroamericanos mientras que el 31% son latinos.
  • La causa principal del desamparo especialmente para las familias es la falta de vivienda asequible.

Dónde buscar ayuda 

Si necesita ayuda para prevenir entrar a un refugio llama al 311 donde te pueden dar la dirección de la oficina Homebase más cercana.