¿Sabes lo que es “trumpear”? Mexicanos inventan un nuevo verbo…

Esa es la palabra más popular en redes este miércoles
¿Sabes lo que es “trumpear”? Mexicanos inventan un nuevo verbo…
Expresiones como trumpear ayudan a los mexicanos a dar rienda suelta a su nacionalismo.
Foto: Richard Ellis / (EFE)

Lo que está más que claro es que se trata de un neologismo. Pero, para la comunidad cibernética es también un nuevo verbo.

Este miércoles, la palabra que se repite en redes sociales en “Trumpear”.

Su origen está asociado al apellido del aspirante a la presidencia por el Partido Republicano, Donald Trump. La intención de los que la mencionan es similar: poner en entredicho el discurso del magnate. Pero las interpretaciones sobre su significado son variadas.

Basta con colocar #Trumpear en Twitter para que te topes con la lista de definiciones que usuarios le han dan dado a la palabra. No hay una igual a la otra.

Para la reportera Carolina Rocha, por ejemplo, “el verbo trumpear: golpear, vilipendiar, polarizar, denostar, aterrorizar como estrategia electoral”.

En el caso del ejecutivo informático Engel Fonseca, “el verbo de #Trumpear significa hacer el ridículo y contradecirte después”.

Para Javo, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se trata del “acto y efecto de proponer tonterías imposibles de realizarse y muchas personas las creen posibles”.

Dámaso Morales Ramírez, profesor de Ciencias Políticas en la citada universidad, dijo a The New York Times que trumpear es una variación de la palabra “trompear”, que significa “golpear”.

Según el estudioso, este tipo de expresiones, hasta cierto punto caricaturescas, ayudan a los mexicanos a dar rienda suelta a su nacionalismo y defenderse del discurso político ofensivo e incendiario de Trump.

“Lo que un mexicano dice en caricaturas, muchas veces, es lo que no se atreve a decir en voz alta”, explicó al rotativo.

“Es una manera del mexicano de expresar su molestia. Expresarse sobre algo que no le gusta”, agregó.

La pregunta que queda es: ¿aceptará la Real Academia Española (RAE) este invento reinvindicativo?