Su hija desaparece, se une a brigada de búsqueda y lo asesinan

José de Jesús Jiménez buscaba a su hija de 23 años, desaparecida desde mayo de 2011, en Poza Rica, Veracruz
Su hija desaparece, se une a brigada de búsqueda y lo asesinan
José de Jesús Jiménez buscaba a su hija Jenny Isabel Jiménez, desaparecida en Poza Rica desde 2011.
Foto: (Twitter/brigadabuscando)

Ciudad de México (SinEmbargo/BlogExpediente) – Rabia, coraje, indignación e impotencia, eso es lo que hay entre los padres y madres que conforman los colectivos de búsqueda de desaparecidos en Veracruz, después de que anoche fue asesinado José de Jesús Jiménez Gaona, en Poza Rica, quien era parte de la Brigada de Personas Desaparecidas y que esta semana iba a arrancar un colectivo en el norte de la entidad.

Araceli Salcedo, activista y parte de la Brigada de Búsqueda, recriminó este jueves: “nos están asesinando sólo por buscar a nuestros hijos y familiares”, al confirmar que Jiménez Gaona, asesinado ayer, estaba entre la lista de personas que colaboran abiertamente con la brigada.

El activista fue asesinado en la colonia Flores Magón de Poza Rica la noche del miércoles, cuando se trasladaba con su esposa, Francisca Vásquez Mendoza, en un coche compacto e hicieron una parada para comprar aguas frescas.

En ese momento, de una camioneta color rojo de lujo, bajó un sujeto con un arma AK-47, quien disparó en numerosas ocasiones contra la pareja, dando muerte al activista y su esposa fue trasladada de urgencias a un hospital, en donde se mantiene en estado de salud delicado.

Elementos de la Fuerza Civil arribaron al punto y comenzaron a buscar a los agresores, pero no tuvieron resultados.

Esta muerte se suma a la ola de ejecuciones que priva en el norte de Veracruz desde el arribo del Mando Único y el reforzamiento de la seguridad.

De Jesús Jiménez buscaba a su hija, Jenny Isabel Jiménez, de 23 años, de quien no se sabía nada desde mayo del 2011, cuando salió junto con otros tres amigos en Poza Rica. Araceli Salcedo relató que lo último que se supo de la joven y de los tres chicos, es que iban a comer unos tacos cerca de la Canaco en esa ciudad, y desde entonces los cuatro están ausentes.

Jiménez Gaona, en la clandestinidad, había comenzado a madurar el proyecto para conformar un colectivo de madres y padres, como los que ya hay en Xalapa, Veracruz y Córdoba, para enfocar sus esfuerzos en dar con su hija y los otros tres muchachos.

En eso andaba; incluso, ya había sostenido reuniones con los colectivos, “estuvo con nosotros en Veracruz, en la última reunión con colectivos en el WTC de Boca del Río, y con Roberto Campa (subsecretario de Derechos Humanos) y allí escuchamos su caso, terrible como el de todos, y en donde las autoridades no hacen nada y nosotros tenemos que hacerles el trabajo”, dijo Salcedo en entrevista telefónica.

“Estamos dolidos, no tienes la menor idea de lo que estamos sintiendo (los colectivos) de como recibimos esta noticia, es el incidente más fuerte que no pasa hasta ahora” reiteró.

Mencionó que iban a tener hoy una reunión en Poza Rica los integrantes de la Brigada de Búsqueda con Campa y con el fiscal general, Luis Ángel Bravo Contreras, precisamente, para analizar estos casos.

Expuso que los trabajos para conformar el grupo de Búsqueda en Poza Rica están bastante avanzados y Jiménez Gaona iba ser parte importante en este esfuerzo por dar con el paradero de la gente que posiblemente está sepultada en fosas clandestinas, de las cientos que abundan en Veracruz.

“Estamos dolidos por esto porque cada vez que vamos a tener un hecho importante o una reunión de trascendencia pasan estas cosas”, expuso la activista al criticar las pocas garantías que ofrece el gobierno de Veracruz a quienes realizan actividades como estas.

Por su parte, la fiscalía regional de Poza Rica informó en un comunicado que investiga la agresión con disparos de arma de fuego contra José de Jesús Jiménez Gaona, de 56 años de edad, y su esposa.

Las primeras investigaciones indican que la agresión fue directamente contra el integrante de la Brigada de Búsqueda de Desaparecidos en Veracruz, y que los agresores utilizaron armas largas de calibre restringido, pues en el lugar fueron hallados casquillos percutidos de rifles de asalto.

La fiscalía regional continuará con la investigación hasta esclarecer en su totalidad estos hechos.

(Por Ignacio Carvajal)