Focas bebé mueren porque la gente se las lleva a su casa

Lamentablemente se han registrado varios casos a lo largo del año porque las personas trataron de "rescatar" a los pequeños mamíferos
Focas bebé mueren porque la gente se las lleva a su casa
Si encuentras una foca o cualquier otro mamífero marino que parezca en apuros, llama al 800-853-1964.
Foto: Shutterstock

Además de los selfies, ésta es otra forma absurda en que las especies marinas encuentran la muerte en manos de seres humanos: intentar “rescatarlas” como si fueran mascotas.

¿Quién pensaría que una foca bebé puede ser llevada a una casa y sobrevivir en la ducha? Aunque no lo creas, en los últimos meses han ocurrido varios casos así, al punto que hace unos días la autoridad marítima de EEUU, la National Oceanic and Atmospheric Administration Fisheries (NOAA), emitió una advertencia para que las personas no se acerquen, ni molesten a ningún mamífero marino si lo ven en la playa.

Y es que en esta época es común el nacimiento de varios de ellos, incluyendo focas, en el Pacífico. La NOOA dijo a la agencia de noticias AP que en esta temporada se han registrado al menos 5 casos, desde Alaska hasta California, de personas que han recogido focas bebé de las playas y las han matado.

Al verlas pequeñas y solas, su razonamiento fue que necesitaban ayuda y que estaban desamparadas, cuando en realidad las madres foca algunas veces dejan a sus crías en la playa mientras buscan comida.

Apenas en mayo pasado una mujer encontró una foca bebé en una playa de Westport, Washington, y se le ocurrió meterla en una bolsa de plástico para llevarla a su casa. Al llegar al lugar, la foca apenas respondía. Fue eutanizada.

En una playa de Garibaldi, Oregon, una pareja decidió envolver a una pequeña foca en una toalla, la subieron al auto y la llevaron a la ducha de su casa. Supusieron que estaba abandonada. Las autoridades trataron de regresarla al mar, pero la encontraron muerta al día siguiente.

Así existen varios casos de pequeñas focas y otros mamíferos muertos a causa de una “buena intención” carente de toda lógica. Tan sólo el año pasado, la NOAA reportó 60 casos de mamíferos marinos recogidos o alimentados imprudentemente por personas en California; muchos de ellos murieron o tuvieron que ser eutanizados.

El sentido común es el menos común de los sentidos. Y el ser más “racional” de la Tierra muchas veces resulta ser el menos racional.

Si encuentras un mamífero en una playa que parece que necesita ayuda, lo mejor que puedes hacer es llamar al 800-853-1964, el hotline de la NOAA.