La dura plataforma republicana hacia los inmigrantes no es solo de Donald Trump

El muro fronterizo ya estaba en los principios republicanos en 2008 y las políticas restriccionistas anti inmigrantes que el partido ha ido adoptando también. En 2016 hay dos cambios retóricos en la plataforma: la verja es "muro" fronterizo y los "illegal immigrants" son "illegal aliens"
Sigue a El Diario NY en Facebook
La dura plataforma republicana hacia los inmigrantes no es solo de Donald Trump
Donald Trump
Foto: Branden Camp / Getty Images

El cambio de tono y de políticas hacia los inmigrantes, incluyendo la inclusión del muro fronterizo en la plataforma republicana, no es algo que hizo Donald Trump, sino un proceso que empezó a ocurrir tras los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001, que convirtió las buenas intenciones del entonces presidente George W. Bush en un gobierno centrado en seguridad nacional.

La inclusión de la palabra “muro” en la plataforma republicana esta semana, es cuestión de semántica, ya que revisando las plataformas de los últimos 16 años se ve claramente el endurecimiento del tono y la política hacia los inmigrantes y visitantes extranjeros. Para el año 2008, el muro fronterizo (llamado “fence), ya estaba en la plataforma.

Siguiendo con la semántica y el “tono”, la plataforma del 2016 bajo la sombra de Donald Trump, cambia el término “inmigrantes ilegales” por “extranjeros ilegales”, que no parece mucho pero en inglés pasa de “immigrants” a “illegal aliens”, un término controversial que ya no es usado ni siquiera por muchos medios de comunicación por considerarse ofensivo.

La frontera de Arizona está en la palestra electoral de nuevo. El estado realiza primarias presidenciales este martes.
La plataforma del partido republicano fue cambiando su lenguaje respecto a la frontera y a la inmigración durante los últimos años. Foto: J. Emilio Flores/La Opinión

Cambio de lenguaje y también de fondo

Sin embargo en el 2000, el lenguaje de la plataforma partidaria estaba muy lejos de ser el de hoy, o siquiera el de hace 8 años.

Al principio del milenio, la plataforma republicana diseñada por los partidarios de George W Bush no hacía mención de ninguna “verja” y menos un “muro” fronterizo, ni de establecer al inglés como el idioma “oficial” del país, sino de estimular su uso “común”.

La plataforma del partido que nominó a Bush, quien al lanzar su candidatura desde su puesto como gobernador de Texas buscaba ampliar su alcance a las minorías y abrir el partido sobre todo a los latinos, también hablaba en términos generales del control fronterizo, pero agregaba además que había que “enfatizar la unificación familiar y la prioridad de inmigración de cónyuges e hijos” y mejorar los programas de “certificación laboral”. 

Reforzar los lazos con México también estuvo en las plataformas de 2000 y 2004, aunque para la segunda, ya había comenzado el enfoque en más seguridad fronteriza y restricción a inmigrantes, luego del 11 de Septiembre, aunque este nada tuvo que ver con la inmigración indocumentada.

Años después, el tono y la actitud hacia los inmigrantes y los latinos han cambiado notablemente, llegando a un máximo de hostilidad en la plataforma que los delegados republicanos considerarán la próxima semana, aunque los cambios respecto a 2012 realmente son más de tono que de fondo. 

Adelanto Detention
La hostilidad de los republicanos hacia los inmigrantes es cada vez mayor. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

El borrador de la plataforma, o documento de principios que el partido republicano discutirá en su Convención Nacional en Cleveland, Ohio la semana que viene, incluye la necesidad de construir el “muro” (wall), el inglés como idioma oficial y una cláusula que específicamente castigaría con 5 años de prisión a los indocumentados que regresen tras ser deportados.

Pero este cambio realmente no es tan súbito como parece, sino que ya se viene gestando desde hace años y no se debe exclusivamente a Trump. Un ejemplo, que el propio Presidente del partido republicano Reince Preibus enfatizó este miércoles en una entrevista es que el lenguaje sobre el muro fronterizo “ya estaba en una anterior plataforma”. 

Para el año 2008, el muro fronterizo (llamado “fence), ya estaba en la plataforma.

De hecho, así es. El “muro” de la frontera ya estaba en la plataforma de 2008, y la del 2012, aunque con el nombre de “verja” (fence). El cambio este año es cambiar a “muro” (wall), que es la terminología que ha usado Trump.

Cambios sobre inmigración

Pero quizá el cambio más significativo sucedió entre el gobierno de Bush y las candidatura de McCain y Romney, posteriores al 11 de septiembre. Del 2000 al 2004, tras el 9-11 y luego en 2008, cuando McCain era el candidato, inmigración había pasado de ser un tema económico y de relaciones con países vecinos a ser un tema “de seguridad nacional”. 

Así empieza la sección sobre inmigración de la plataforma del partido en el 2000. La sección tiene un nombre casi poético: “De todos, uno” (From all, One)

“Our country’s ethnic diversity within a shared national culture is unique in all the world” (Nuestra diversidad cultural dentro de la cultura compartida, es única en todo el mundo). 

Así empieza la sección donde se menciona a inmigración de la plataforma del partido en 2004, cuando ya había ocurrido el ataque terrorista por parte de visitantes de Arabia Saudita (no latinos, no indocumentados, no inmigrantes que entraron por la frontera). La sección se llama “Seguridad Nacional”

“Las libertades de las que disfrutamos nos hacen vulnerable a ataques”. 

Ya no se hablaba de diversidad, sino de cómo proteger a la nación y monitorear “a los extranjeros que llegan a nuestras fronteras”.

En 2008, la plataforma republicana del partido que nominó a John McCain (y perdió ante Barack Obama) comenzaba así en su sección sobre en inmigración:

“La política de inmigración es un tema de seguridad nacional, para lo cual tenemos una prueba: ¿Sirve el interés nacional?”

La plataforma republicana de ese año ya incluía la verja fronteriza aprobada en 2006 por el Congreso -y por la que votaron muchos demócratas, aparte de republicanos- y numerosas otras medidas muy específicas de seguridad fronteriza como E Verify y la oposición a la “amnistía”. El partido republicano ya había solidificado para ese entonces su oposición a la legalización de indocumentados y había aprobado medidas duras y bloqueado intentos de reforma.

La plataforma republicana de 2012, cuando el partido nominó a Mitt Romney, ya estaba bien delineada como una serie de principios restrictivos, incluyendo el apoyo a leyes locales anti inmigrantes aprobadas por estados como Arizona y otros en 2010 y condenando las demandas del Departamento de Justicia contra dichas leyes.