Lady Gaga y Taylor Kinney rompen su compromiso

Tras semanas sin aparecer junto a su prometido, la cantante se ha dejado ver sin su anillo de compromiso desatando los rumores de ruptura

Lady Gaga y Taylor Kinney rompen su compromiso
Después de cinco años de relación parece que la pareja ha puesto punto y final a su romance.
Foto: Kevork Djansezian / Getty

La popular cantante Lady Gaga y el actor Taylor Kinney habrían decidido separarse a principios de este mes, terminando así con una historia de amor que ha durado más de cinco años y que incluso les llevó a anunciar su compromiso matrimonial en febrero de 2015 a través de las redes sociales, según ha informado el portal TMZ.

Según este reporte, los dos artistas llevanya un tiempo siguiendo cada uno su propio camino, aunque no habría sido hasta hace escasamente tres semanas cuando supuestamente acordaron poner punto y final a su relación.

Por el momento se desconoce quién de los dos habría tomado la iniciativa a la hora de romper finalmente su vínculo sentimental.

A photo posted by Lady Gaga (@ladygaga) on Mar 13, 2016 at 2:17pm PDT

Si las redes sociales sirven como señal de esta ruptura, lo cierto es que Gaga y Kinney no aparecen juntos en sus cuentas de Instagram y Twitter desde hace 13 semanas.

Ahora la estrella del pop se encuentra de vacaciones en México, donde ayer lunes visitó una casa de acogida en el país y estuvo charlando animadamente con un grupo de niños. No obstante, la semana pasada se dejó ver por las calles de Malibú sin su espectacular anillo de diamantes el mismo día en que Taylor celebraba su 35 cumpleaños entre amigos pero sin la presencia de la cantante.

A la espera de que alguno de los dos se pronuncie sobre las informaciones publicadas este martes -ya sea para desmentirlas o confirmarlas-, cabe preguntarse quién de los dos se quedaría con los dos perros que hasta ahora compartían en el caso de materializarse la separación, ya que ambos aseguraron en varias ocasiones que consideraban a sus bulldog franceses, llamados Koji y Miss Asia Kinney, como sus propios hijos.