“Mi gata nos salvó la vida minutos antes de morir intoxicados en un incendio”

Tink podría haber abandonado a su familia, sin embargo, arriesgó su vida para salvarles
“Mi gata nos salvó la vida minutos antes de morir intoxicados en un incendio”
El sexto sentido de Tink les salvó de morir en el incendio
Foto: Andrew Jackson / The Guardian

Claire Hopkinson experimentó en primera persona la horrible situación de encontrarse en un incendio y ver como todas sus pertenencias se hacían ceniza, sin poder hacer nada para detenerlo. “Al menos estamos vivos”, confiesa. Lo extraordinario de su caso es que gracias al sexto sentido de su gata pudieron salir de casa a tiempo, y hasta quizás sobrevivir para contarlo.

Una mañana del pasado mes de febrero sentí las patas de mi gata Tink sobre mis piernasexplica Claire. Estaba dormida y me desperté. Era extraño, nunca antes había sucedido. Era completamente inusual: ella duerme abajo y nunca entra en el dormitorio.

Tenía la sensación de aturdimiento porque la noche anterior llegué tarde a casa, pero pronto me di cuenta de que algo andaba muy mal. Al abrir los ojos, vi que la habitación se había convertido en una espesa nube de humo blanco, misterioso y alarmante.

Desperté a mi pareja, Russ, en estado de pánico y salté de la cama. A medida que me abria paso entre el humo, trataba de procesar exactamente lo que estaba pasando y vi el peligro en el momento que salí al pasillo.

Nuestro hijo Jake, de 19 años, también se despertó y cuando abrió la puerta de la habitación de su hermano Scott salió una columna de humo negro. Fue entonces cuando la alarma de humo se activó. Scott, de 22 años, gritaba asustado mientras luchaba por respirar. Llamé a los bomberos y me dijeron que saliéramos de casa tan pronto como pudiésemos. Dejamos todas nuestras pertenencias, sabíamos que no teníamos otra alternativa.

En cuestión de minutos, llegaron seis camiones de bomberos. Parada en la carretera, miré a nuestra casa y me di cuenta de que el foco del incendio era en realidad de nuestro vecino de al lado. Mi vecina también logró salir y fue trasladada al hospital por inhalación de humo. Me horrorizaba pensar lo que estaba ocurriendo en nuestra casa. No podía mirar. En media hora, nuestras dos casas estaban empapadas de agua.

Asumimos que Tink, nuestra gata, había logrado escapar, pero no había ni rastro de ella por ningún lado. Russ le preguntó a un bombero y él entró a buscarla.

Al rato, salió con Tink, completamente desmadejada sobre su brazo. No respiraba y su lengua estaba colgando. La había encontrado detrás de un armario en la habitación de Jake. Al verla muerta y sentí que se me reventaba el corazón; había sacrificado su vida para salvarnos. Pero, a continuación, el bombero le puso una máscara de oxígeno y milagrosamente respiró y tosió. Estaba viva. Aturdida y apestando a humo, pero viva.

No teníamos dónde vivir, por lo que llevamos a Tink a casa de mi hija Lesley y nosotros nos alojamos en un hotel durante un mes. Tink tardó semanas para recuperarse del trauma. Una esquina de nuestra casa se quemó y se arruinaron todas nuestras pertenencias. Todo estaba devastado y perdí mis fotografías. No podía soportar abrir un armario y sortear lo que que podía rescatar y lo que no. Me sentí desalmada, pero al menos estábamos vivos.

Cuando fuimos a visitar a mi hija, vimos claro que Tink estaba traumatizada. Se volvió tímida, negándose a dejar mi regazo cuando trataba de levantarse. Vivimos en una vivienda alquilada mientras que nuestra casa se está reformando, pero Tink ya vuelve a estar con nosotros.

La causa del incendiofue eléctrico y el humo se había filtrado a través de las rejillas de ventilación entre nuestras casas adosadas. Los bomberos nos dijeron que de haber salido seis minutos más tarde,hubiéramos muerto intoxicados por el humo, por lo que el sexto sentido de Tink nos salvó a todos. Ella podría habernos abandonado, sin embargo, se acercó a la zona más peligrosa y llena de humo para advertirnos del incendio. En general, los gatos no son conocidos por su altruismo, pero estoy segura de que ella es la excepción.