Inmigrantes atacan promesa de deportación de Trump

Demócratas abren espacio en horario de máxima audiencia para denunciar retórica anti-inmigrante de Trump
Inmigrantes atacan promesa de deportación de Trump
Durante años el movimiento proinmigrante ha protestado las detenciones obligatorias, las deportaciones y separaciones de familias.
Foto: Shawn Thew / EFE

Inmigrantes mexicanas hablaron este lunes del profundo temor que sienten si gana el candidato presidencial republicano, Donald Trump, y cumple su promesa de deportar a la población indocumentada, en el primer día de la convención demócrata.

En horas de máxima audiencia, la serie de testimonios tenía el objetivo de brindar un rostro humano al eterno problema de la inmigración ilegal y la urgencia de que EEUU adopte una reforma migratoria que permita la legalización de los indocumentados.

A lo largo de la jornada, varios oradores han salpicado sus discursos con frases en español, para destacar la diversidad de la base demócrata.

El bloque de testimonios sobre inmigración en el Wells Fargo Center arrancó con el discurso de Karla Ortiz, una niña de once años nacida en Las Vegas (Nevada) de padres indocumentados.

Acompañada en el escenario por su madre, Francisca Ortiz, Karla recordó el momento en que, durante un evento en Nevada, Hillary Clinton la llamó “valiente” y le ofreció su promesa de ayudar a los inmigrantes indocumentados si gana en noviembre próximo.

No me siento valiente cada día. La mayoría de los días siento miedo… de que en cualquier momento, mi mamá y mi papá será obligados a marcharse”, dijo la niña, quien aspira a ser abogada “para ayudar a otras familias”.

Clinton “quiere que yo tenga las preocupaciones de una niña de once años, no el peso del mundo en mis hombros”, dijo.

A su turno, Francisca Ortiz resumió la lucha de todos los padres inmigrantes que buscan “una mejor vida” para sus hijos y de que éstos puedan alcanzar el “Sueño Americano”.

Aunque visiblemente nerviosa, Francisca señaló en su breve discurso que el “sistema de inmigración necesita ser mejorado para que todas las familias puedan estar juntas” y luchen por el “Sueño Americano”.

Más adelante, la activista “Dreamer” mexicana, Astrid Silva, recordó cómo ella, con tan solo cuatro años de edad, y su madre, cruzaron ilegalmente la frontera hacia EEUU en una balsa para reunirse con su padre, quien trabajaba como jardinero.

Contrario a otros niños de su edad, Astrid no pudo gozar una niñez tranquila porque sus padres temían que la gente descubriera su condición de indocumentados.

Silva agradeció la ayuda del senador demócrata por Nevada y líder de la minoria en el Senado,  Harry Reid,  quien se ha destacado por su defensa de la reforma migratoria.

Silva logró ampararse al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 pero aseguró hoy que eso no elimina el temor a que sus padres sean deportados.

Aunque también la Administración Obama ha registrado una cifra récord de deportaciones, Silva se centró en la promesa de Trump de expulsar a todos los once millones de indocumentados, que terminaría por “destrozar familias”.

Silva aseguró que Clinton ha consolado a niñas como Karla porque entiende el temor de las familias inmigrantes a la deportación.

Yo sé que ella luchará para mantener a nuestras familias unidas. Lo sé”, puntualizó.

Por su parte, el legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, de origen boricua, recordó como sus padres afrontaron la discriminación en la década de 1950, no tan distinto al ambiente nocivo que fomenta Trump.

Gutiérrez afirmó que la victoria de Clinton sería “un paso gigantesco hacia adelante”.