Pesquisa en caso de ‘mal de ojo’ se enfoca en padre de bebé

El NYPD está trabajando con la Fiscalía de Queens y podría imponer cargos criminales
Pesquisa en caso de ‘mal de ojo’ se enfoca en padre de bebé
La familia Baque está siendo investigada por la muerte de su bebé de cinco meses en un presunto homicidio
Foto: Facebook

El Departamento de Policía (NYPD) confirmó que la investigación sobre la muerte de la bebé de apenas cinco meses Alaia Baque se está enfocando ahora en el padre, quien, junto a la madre, habían indicado que la niña murió durante un ritual para curarla de un supuesto ‘mal de ojo’.

Las autoridades indicaron que el ecuatoriano Jorge Baque no ha estado cooperando con los detectives del NYPD, y se ha negado a contestar muchas de las preguntas.

El NYPD y la Fiscalía de Queens aseguraron que están trabajando en conjunto para levantar posibles cargos contra el ecuatoriano, aunque no anticiparon cuál sería la acusación criminal.

Durante los interrogatorios iniciales, la madre de la bebé, la salvadoreña Yessenia Sasso, aseguró que la última vez que la vio con vida fue a las 2:00 a.m. del 30 de julio, cuando la niña se despertó llorando y vio que el padre la puso en la cuna. Horas más tarde, a las 6:45 a.m., encontraron a la pequeña sin conocimiento.

El médico forense calificó la muerte de la pequeña como un homicidio por las varias fracturas de cráneo que presentó. Sin embargo, la madre afirmó que nunca vio a alguien golpear a su hija.

Sasso y Baque no tienen historial criminal o antecedentes de violencia. El hijo mayor de la pareja actualmente está bajo la custodia de Agencia de Cuidados Infantiles de la Ciuda (ACS).

Aunque la madre ha cooperado con los detectives, fuentes del NYPD indicaron que la Fiscalía de Queens podría imponer cargos criminales a ambos padres por imprudencia temeraria.

Según la Policía, la niña lloró por varios días y se encontraba mal del estómago, antes de que la encontraran muerta en horas de la mañana el 30 de julio. La madre le dijo a los detectives que días antes llevó a su hija a una botánica en Elmhurst, donde una curandera le realizo un ritual para quitarle un supuesto mal de ojo.

Al entrevistar a la santera, los detectives determinaron su tratamiento de despojo no pudo haber sido la razón del trauma en su cabeza. La curandera le dijo a la Policía que la bebé estaba llorando durante todo el ritual y que percibía que estaba adolorida. Además, dijo que la madre la sostuvo todo el tiempo y rodó por el piso, como indicaron los padres cuando se dio a conocer el caso.

A pesar que los investigadores ahora se enfocan en el padre, el NYPD aseguró que la razón por la cual todavía no había realizado arrestos o impuesto cargos era por falta de evidencia. “Necesitamos más evidencia corroborada”, dijo un vocero de la Uniformada. “Eso puede ser alguien confirmando que ha visto al padre pegarle a la hija, o una confesión de él mismo. Alguien tiene que saber algo”, afirmó el vocero.