Desfile Dominicano reconoce la labor de Zenaida Méndez

Esta quisqueyana es un ejemplo a seguir por su labor comunitaria
Desfile Dominicano reconoce la labor de Zenaida Méndez
Zenaida Méndez está al frente de NOW.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Nueva York.- A Zenaida Méndez no le temblaría el pulso al firmar una hipoteca de 50 años para pagar la educación universitaria de sus hijas. Esa seguridad es la que esta dominicana quiere transmitir a padres y adolescentes a través de los programas que dirige en El Barrio Firehouse Community Media Center.

“Una educación universitaria es muy importante para poder continuar empoderando a nuestras comunidades latinas en los Estados Unidos”, destaca quien por sus más de tres décadas de trabajo comunitario recibirá un honor especial durante el Desfile Dominicano de Nueva York 2016.

Esta politóloga y activista ha dedicado su vida a potenciar la voz de minorías, ya sea al frente de la influyente Organización Nacional de Mujeres (NOW), como asistente legislativa del congresista Charles B. Rangel y al mando de esta red comunitaria en la que enseña el poder de la comunicación de masas a grupos que no tienen acceso a los medios tradicionales.

“Esta generación de nuestras hijas e hijos nacidos y criados en los Estados Unidos tienen que revolucionar/cambiar el sistema de cómo se llevan a cabo ciertas políticas públicas”, explica quien fue fundadora del Caucus de Mujeres Dominicanas en el Congreso. “Como líderes comunitarios tienen que  atreverse a decir las cosas como son, no como algunos quieren que ellos la digan”.

Para Méndez, es fundamental que los adolescentes a los que sirve su centro entiendan la importancia de la participación cívica para potenciar cambios fundamentales. “Tenemos que exigir pago justo por nuestro trabajo, vivienda asequible, educación pública de alta calidad y derecho a buen servicio de salud”, cita como ejemplos esta profesional que logró levantar a pulso a tres hijas exitosas y ahora disfruta de ser abuela. “Es imperativo que estos jovenes líderes cojan las riendas para tener una sociedad más humana, más sana y más productiva”.

De sus logros al mando de esta red mediática, Méndez se enorgullece especialmente de cómo este centro se ha fortalecido para dar servicio a la comunidad latina y afroamericana de East Harlem y Alto Manhattan. Además de organizar exposiciones de arte, foros de discusión y colaboraciones con representantes electos y otras organizaciones para informar a su gente de servicios y eventos de interés, El Barrio Firehouse ofrece entrenamiento sobre técnicas de televisión. “Ya van más de 300 adultos”, dice, y más de una centena de jóvenes entre 14 y 22 años a los que han adiestrado para tomar las cámaras en sus manos y transformar sus comunidades.

Además de aspectos técnicos, “aprenden cómo pueden utilizar la televisión y los medios sociales para lograr un impacto positivo en sus comunidades y en sus vidas” a través de la televisión y el cine.

“El trabajo con los jóvenes me llena de esperanza y de mucho orgullo”, admite. “Para mí, forjar mentes analíticas y pensantes a través del Youth Media Center es un gran reto, pero lo estamos logrando”, destaca quien ha contribuido a estrechar lazos con grupos como Alianza Dominicana, El Barrio Operation Fight Back, the Police Athletic League (PLA) y varias escuelas en Manhattan para lograr su misión.