Caos en el JFK revela deficiencias en protocolo de seguridad

Una alerta de supuestos disparos pone en evidencia que el protocolo "no cumplió con las expectativas"
Caos en el JFK revela deficiencias en protocolo de seguridad
Gran parte del aeropuerto JFK tuvo que ser desalojado después de los avisos de disparos.
Foto: (Twitter @Neibaf03)

NUEVA YORK – El tenso momento vivido por los viajeros que se encontraban en el aeropuerto JFK, el pasado domingo, ha puesto en evidencia las escasas medidas de seguridad con las que cuenta la institución en caso de una emergencia.

Dos terminales (T1 y T8) tuvieron que ser desalojadas luego de varias llamadas alertando de supuestos disparos.

Aunque tanto la Policía como la organización del aeropuerto aseguraron que no se encontraron evidencias de disparos y han calificado el incidente como una falsa alarma, la experiencia pone de manifiesto la falta de comunicación entre las autoridades y las imprecisiones en el protocolo de seguridad.

“La cobertura del aviso fue inadecuada. Se necesita mucha más preparación en los procedimientos de actuación”, declaró un oficial de alto rango al medio Daily News.

Uno de los motivos que pudo propiciar la enorme confusión fue la falta de comunicación de los operadores del aeropuerto con los viajeros. Muchos nunca se enteraron del motivo del revuelo y tuvieron que acudir a las redes sociales para informarse sobre lo que estaba pasando a su alrededor.

Pat Foye, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria, reconoció que se necesita trabajo para mejorar el protocolo de comunicación. “Fue inadecuado y no cumplió con las expectativas hoy requeridas. Vamos a revisar cómo mejorar la comunicación con el público de manera seria y cuidadosa”, dijo al citado medio.

El aeropuerto, en un comunicado oficial, declaró que no se encontraron casquillos de bala ni ninguna otra evidencia de disparos. Tampoco se registró ningún herido.