Videos: Los 5 momentos más ridículos de Río 2016

Un clavadista que entró de panza en el agua, el émulo de Bolt que se tragó la primera valla y el esgrimista francés al que se le cayó el celular en plena actuación

1.- El campeón de clavados que entró de panza

Medalla dorada en su especialidad en Londres 2012, el ruso Ilia Zakharov trataba de recuperar terreno en el María Lenk Acuatic Centre, ya que marchaba en el puesto 11° en los clavados. Desde la plataforma de 3 metros, encaró su rutina, saltó, y tras los giros entró de panza en la piscina, sorprendiendo no sólo al público, sino también a los jurados, que no dudaron: lo calificaron con un 0. Un blooper que lo dejó en el último lugar y fuera de la final. “Saltaba y el trampolín venía en sentido contrario, las dos cosas se enfrentaron y mis piernas no pudieron soportar la presión”, explicó

2.- Quiso emular a Bolt, pero “se comió” la primera valla

//platform.twitter.com/widgets.js

Cuando las cámaras de TV lo enfocaron, quiso emular a Usain Bolt, haciendo caras y mostrándose distendido, señalando el reloj como si estuviese diciendo que “la gran hora llegó”. Pero cuando se largó la semifinal de los 110m con vallas, fue una pesadilla para el haitiano Jeffrey Julmis. Literalmente se llevó puesto el primer obstáculo y sufrió una aparatosa caída, rodando con valla y todo, que provocó la hilaridad del público y toda clase de bromas en las redes sociales. Julmis se reincorporó como pudo y completó su actuación. Salió último y con algunas marcas en el cuerpo.