Cuatro cosas que cambian con el nuevo acuerdo aéreo entre México y EEUU

Entró en vigor un convenio que permitirá que un mayor número de líneas aéreas vuelen entre México y Estados Unidos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cuatro cosas que cambian con el nuevo acuerdo aéreo entre México y EEUU
Las líneas aéreas mexicanas podrán volar a nuevos destinos en Estados Unidos.

Cuando se habla de la intensa relación fronteriza entre México y Estados Unidos, con frecuencia se hace referencia al paso de inmigrantes sin papeles que cruzan desde el sur hacia el norte. Sin embargo, esa es sólo una parte muy pequeña del flujo de personas entre ambos países.

México es el principal destino internacional al que viajan los residentes de Estados Unidos cada año. En 2014 realizaron un total de 25,4 millones de visitas al vecino del sur. También es el segundo lugar de procedencia de turistas hacia EE.UU., con 17,3 millones visitas en el mismo año.

Una parte importante de este flujo humano no se produce por las fronteras terrestres, sino a través del tráfico aéreo que sumó casi 25,6 millones de pasajeros en 2015, de acuerdo con cifras de la Oficina de Estadísticas de Transporte de EE.UU..

Esta cifra podría aumentar sensiblemente, gracias a un acuerdo aéreo entre ambos países que entró en vigor el domingo pasado.

Gracias a este convenio que se firmó en diciembre de 2015, el flujo de pasajeros entre ambos países supere los 37,5 millones para el año 2020, según estimaciones de la Dirección General de Aeronáutica Civil de México.

De acuerdo con cifras de esa misma dependencia gubernamental, si el acuerdo no hubiera entrado en vigor el número de viajeros por vía aérea no llegaría a 32 millones.

Más líneas

Varias aerolíneas estadounidenses ya anunciaron su interés de crear nuevas rutas a Cancún.
Varias aerolíneas estadounidenses ya anunciaron su interés de crear nuevas rutas a Cancún.

Una de las principales novedades del acuerdo es que permitirá a cualquier línea aérea mexicana o estadounidense volar a cualquier ciudad de los dos países, sin límites de frecuencia o de capacidad.

Hasta ahora sólo un número reducido de aerolíneas estaban autorizadas para viajar de un país al otro. Esta restricción desaparece con el convenio.

Más rutas

El acuerdo establece las condiciones para que las empresas soliciten a las autoridades correspondientes la apertura de nuevas rutas.

También podrán pedir la aprobación de alianzas con otras compañías ante las autoridades que regulan la competencia. Esta era una limitación que hasta ahora impedía, por ejemplo, una colaboración más próxima entre Delta Airlines y el Grupo Aeroméxico.

Algunas empresas estadounidenses ya anunciaron la próxima apertura de nuevos vuelos. Así, por ejemplo, American Airlines hará la ruta de Miami a Mérida; y de Los Ángeles a Cancún y Puerto Vallarta.

Delta Airlines, por su parte, prevé volar desde Nueva York a Cancún y de Los Ángeles a Los Cabos; mientras que Southwest Airlines viajará desde Los Ángeles a Cancún, Puerto Vallarta y Los Cabos.

¿Mejores precios?

United Airlines y American Airlines son dos de las líneas que abrirán nuevas rutas a México.
United Airlines y American Airlines son dos de las líneas que abrirán nuevas rutas a México.

Los precios de los vuelos entre México y Estados Unidos suelen ser relativamente bajos para los estándares de viajes internacionales.

Con el acuerdo aéreo, los economistas esperan que el incremento de la competencia se traduzca en una reducción de los precios.

Según le dijo a BBC Mundo el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), Julio Cesar Castañeda Carreón, se estima que la reducción del precio de los billetes alcance en promedio a un 12% , pero en el mediano plazo.

Transporte de carga

El acuerdo aéreo entre Estados Unidos y México, que sustituye un convenio previo de la década de 1960, también abre las puertas para que las aerolíneas mexicanas y estadounidenses lleven carga de un país a otro sin restricciones.

Se trata de un mercado inmenso, pues el transporte de mercancías entre ambos países suma anualmente unos US$515.000 millones.

Sin embargo, las oportunidades son mayores para las empresas mexicanas pues además podrán acceder al mercado de transporte de carga entre Estados Unidos y Canadá, que alcanza un monto anual de casi US$700.000 millones.

El acuerdo abre el mercado también para las líneas de transporte de carga
El acuerdo abre el mercado también para las líneas de transporte de carga

El acuerdo abre el mercado también para las líneas de transporte de carga.

Pese a ello, no será tan fácil competir pues mientras las aerolíneas estadounidenses cuentan con unos 7.000 aviones de carga, las mexicanas solo tienen unos 400.

Lo que no cambia

Una de las preocupaciones de los sindicatos mexicanos en relación con el convenio aéreo entre Estados Unidos y México era la posibilidad de que las compañías estadounidenses se comieran el mercado interno mexicano.

Eso, tal como está el convenio, no podrá ocurrir pues el texto no permite que las aerolíneas de un país realicen vuelos internos en el otro país. Es decir, no se trata de un acuerdo de cielos abiertos.

Esa posibilidad era vista con buenos ojos por la AMAV.

“Nosotros vemos positivo este convenio para el sector porque incrementará la oferta. Lo ideal sería que ya fueran cielos abiertos para que hubiera más competencia y mejores costos. Sin embargo, es un buen avance”, le dijo Castañeda Carreón a BBC Mundo