Anthony Weiner vuelve a sextear y con su hijo como testigo

El marido de Huma Abedin vuelve a mandar mensajes subidos de tono a una mujer morena a través de Twitter
Sigue a El Diario NY en Facebook

Anthony Weiner volvió a las andadas y, esta vez, el polémico excongresista no se cortó a la hora de mandar mensajes subidos de tono con su hijo tumbado a su lado en la cama.

Según la información y las imágenes publicadas por el New York Post, Weiner, de 51 años, texteó a una mujer morena y le mandó varias imágenes insinuantes. La relación de mensajes se remontaría a enero de 2015 y hasta principios de agosto, cuando la mujer se puso en contacto con el medio y cedió varias capturas de pantalla con la larga conversación a cambio de su anonimato.

En uno de los chats (en los que se han enviado numerosas selfies e intercambiado frases sexuales explícitas) el expolítico envió una foto en la que se ve a su hijo de cinco años, fruto de su matrimonio con Huma Abedin.

“Alguien acaba de trepar a mi cama”, escribió Weiner, para luego mandar la imagen en la que se ve su torso, su calzón boxer y a su hijo, que se enrolla alrededor de una manta verde.

Poco después de mandar esta foto, Weiner parece asustarse por la posibilidad de haber mandado el mensaje de forma pública.

“Me asusté. Por medio segundo pensé que publiqué algo. Deja de mirarme la entrepierna“, escribió.

Según el testimonio de la mujer, Weiner la invitó a quedar en repetidas ocasiones pero nunca llegaron a verse en persona. No obstante, la falta de contacto físico no impidió al que podía haber sido alcalde de Nueva York satisfacerse. En una de las conversaciones este escribió estar “jodidamente caliente” y confesó haberse masturbado con las imágenes insinuantes de la mujer, que se mostró en ropa interior en más de una ocasión.

Además de fotos de su torso y su ropa interior, Weiner mandó numerosos mensajes sexuales. “Me recordaste antiguas fantasías del instituto”, “¿Duermes sola? ¿En busca de un amigo?”, “Adivina quién visitó mis sueños anoche… tú, obviamente”, fueron algunos de los mensajes que mandó.

Mientras su mujer Huma Abedin se encuentra inmersa en la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, Weiner, cuya carrera política fue arruinada con sus primeras polémicas sexuales, se queda en su residencia en Nueva York con el pequeño Jordan Zain Weiner.