EEUU anuncia nuevas normas para fortalecer programa preescolar “Head Start”

Popular programa creado en 1965 ha beneficiado a más 33 millones de niños en el país
EEUU anuncia nuevas normas para fortalecer programa preescolar “Head Start”

WASHINGTON.-  El gobierno de EEUU publicó este jueves la reforma más significativa del programa preescolar “Head Start” desde 1965, con nuevas normas para mejorar la calidad del popular programa, que beneficia a unos 413,000 niños latinos en el país.

El programa, creado en 1965 en el marco de la denominada “Guerra contra la Pobreza”, prepara a los niños en sus años formativos –desde su nacimiento hasta los cinco años de edad- para su desarrollo y éxito académico en la primaria, sin costo alguno para las familias.

En declaraciones a este diario, Blanca Enríquez, directora de la Oficina de Head Start, dijo que las nuevas normas harán énfasis en ayudar a los niños latinos en el aprendizaje del inglés y otros temas académicos.

“Queremos que los padres entiendan que el tener un segundo idioma, aparte del inglés, es un beneficio no es una traba, y tenemos que fomentarlo en nuestros niños“,  precisó Enríquez, oriunda de El Paso (Texas) y defensora de la educación bilingüe.

“Muchas de nuestras familias no aprovechan la oportunidad de inscribir a sus niños en Head Start… muchas madres latinas piensan que los niños están muy chiquitos para ir a la escuela, pero desde que nacen hasta los 5 años es la mejor oportunidad para el aprendizaje de los niños”, argumentó.

Armados con estudios que confirman su valor a largo plazo en la formación de los niños, la secretaria de Salud y Recursos Humanos, Sylvia Burwell, y asesores de la Administración Obama explicaron en conferencia telefónica que las nuevas medidas fortalecerán los servicios de “Head Start” y ayudarán a reducir la brecha académica de los estudiantes.

Las nuevas normas “fortalecerán el programa para asegurar que todo niño en Head Start tenga acceso a una educación temprana exhaustiva y de alta calidad”, dijo Burwell, al precisar que la meta es que la mayoría de los niños en EEUU tenga acceso a “Head Start” para 2021.

De acuerdo con las medidas, se ampliará el horario preescolar a un día completo y para todo el año escolar durante los próximos cinco años; habrá mejoras en los temas y métodos de enseñanza; los maestros tendrán acceso a más desarrollo profesional, y se alentará la participación de los padres de familia.

También se fortalecerán los servicios de salud y nutrición, y los servicios para niños discapacitados o en hogares temporales, y para niños bilingües inscritos en programas de inglés.

Además, se reducirán las trabas burocráticas, reduciendo y simplificando las 1,400 normas regulatorias que contiene “Head Start” en casi un 30%.

Burwell se pronunció como una “fanática” de Head Start porque, a su juicio, fomenta “el placer” de aprender, y señaló que ella misma se graduó del programa en Virginia Occidental.

Valerie Jarrett, principal asesora política del presidente Barack Obama, reiteró el compromiso de la Administración por aumentar la calidad de “Head Start”, y precisó que los cambios anunciados hoy reflejan no sólo las investigaciones más recientes sobre el desarrollo infantil sino también los más de mil comentarios enviados por padres, investigadores, y otros expertos.

“Sabemos que aún con estos cambios, tenemos mucho más que hacer para asegurar que nuestros niños tengan acceso a educación temprana de alta calidad”, dijo.

En ese sentido, Jarrett lamentó que el Congreso aún no ha aprobado una ley que establezca los programas preescolares de forma universal, aunque en la actualidad 18 estados han actuado por su cuenta para ampliarlos.

 Millonaria inversión

Según las autoridades, el programa ha beneficiado a más de 33 millones de niños de familias de bajos recursos, entre éstos a unos 413,000 niños hispanos.

Tan solo el gobierno federal invierte $8,500 por año por cada niño en “Head Start”, una cifra que no incluye las inversiones de cada gobierno estatal.

Dentro de la solicitud presupuestaria para el año fiscal 2017, que comienza en octubre próximo, la Administración Obama ha pedido $292 millones adicionales para incrementar el número de niños inscritos en “Head Start”.

Según estudios, los niños que pasan más tiempo en el aula, aprenden más y desarrollan mejores destrezas sociales, y comienzan Kinder con mejor preparación.

Además, los niños que participan el programa “Head Start” incrementan sus posibilidades de terminar la secundaria e iniciar una carrera universitaria.

Las nuevas normas serán publicadas en el diario oficial del gobierno (“Federal Register”) el próximo 6 de septiembre y entrarán en vigor el 7 de noviembre, según la oficina de Burwell.

Alrededor de la web