Senadora estatal de Colorado advierte: “Trump es rídiculo, pero puede salir elegido”

Morgan Carroll quiere desbancar al legislador republicano, Mike Coffman, en el reñido escaño del distrito 6 en la Cámara de Representantes, donde uno de cada cinco residentes es de origen latino
Senadora estatal de Colorado advierte: “Trump es rídiculo, pero puede salir elegido”

DENVER.- Recorriendo los barrios del distrito 6 en Colorado, la senadora estatal demócrata, Morgan Carroll, instó este lunes a los latinos a salir a votar en noviembre, tras advertir de que el aspirante presidencial republicano, Donald Trump, “es rídiculo pero aún puede salir elegido”.

En entrevista con este diario, Carroll reconoció que el mensaje de Trump está calando en muchos votantes, pero confía en que los latinos le ayudarán a desbancar al legislador republicano, Mike Coffman, de su escaño en la Cámara de Representantes, porque la gente quiere “soluciones” y no retórica.

“Trump no salió de la nada. Las semillas de ideas como construir un muro y que México lo pague; de faltarle el respeto a un juez, y de que el presidente (Barack) Obama no es un estadounidense, empezaron con gente como Mike Coffman y (el excongresista) Tom Tancredo…tenemos la responsabilidad no solo de hablar de las políticas sino también de denunciar la xenofobia”, aconsejó.

Carroll y Coffman se disputarán el próximo 8 de noviembre el escaño por el distrito 6 en Colorado, un distrito que antes era un firme bastión republicano pero que, tras la reconfiguración del mapa electoral en 2010, tiende a inclinarse por los demócratas.

Hay un clima político “feo”, precisó, pero “la mayoría de los votantes no lo apoya”, y la clave estará en la movilización de la base demócrata, según Carroll, una líder progresista que ha representado a los votantes desde hace 12 años.

morgancarroll

“A la mayoría de los votantes les interesan asuntos como trabajos bien remunerados, sitios de trabajo seguros, una buena educación, incluyendo Head Start… también necesitamos lograr una reforma migratoria para esta comunidad”, señaló Carroll, cuyo lema de campaña es “Logremos resultados reales”.

 

Carrollo ha destacado su apoyo a  una reforma migratoria y su trayectoria en el Senado estatal, donde ha impulsado más de un centenar de reformas estatales, según su campaña.

El peso del voto latino

Los latinos conforman el 21% de la población en Colorado, y poco más de 555,000 son elegibles para votar. En el distrito 6, son el 20% del electorado en el distrito 6, aunque Carroll estimó que solo el 19,4% está inscrito para votar en noviembre.

En el distrito se habla más de un centenar de idiomas, uno de cada cinco residentes es latino y un 15% nació en el exterior. Además, hay muchas familias con estatus migratorio mixto, por lo que la inmigración es un tema dominante en la zona.

Carroll está consciente de que Trump está sumando apoyo entre los votantes blancos de la clase trabajadora con tácticas de miedo y culpando a los inmigrantes por su declive social.

“En vez de culpar a otros, la gente necesita escuchar explicaciones de por qué no avanzan, por qué la clase media se ha estancado en 20 años, por qué el costo de la vida sigue subiendo…y hay que señalar que hay políticas que salen del Congreso que favorecen la desigualdad salarial”, subrayó.

Para Carroll,  una manera de vencer la xenofobia “es con datos que demuestren las contribuciones positivas de los inmigrantes a nuestro país”, y la otra manera es “poniéndole un rostro humano” a su presencia en el estado.

Según una encuesta reciente de Latino Decisions, la aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, aventaja a Trump entre los votantes latinos 70%-19% a nivel nacional, y en Colorado, 72%-17%.

Gran reto para Coffman

Colorado figura en  un puñado de estados clave en 2016, y el distrito 6, que incluye Aurora y varios suburbios de Denver, se perfila como una de las contiendas más reñidas del estado,  pero Coffman no tiene garantizada la reelección.

En el pasado, Coffman abogó por una medida para convertir el inglés en idioma oficial en EEUU, e incluso sugirió que los votantes latinos que no dominaran el inglés “usaran un diccionario” para ir a las urnas.

Coffman, un veterano de las guerras en Irak, ganó la reelección por muy estrecho margen en 2012 frente al demócrata Joe Miklosi. Consciente del cambiante rostro en su distrito, Coffman ha tomado clases de español, se presenta como un republicano reformado y “amigo” de los inmigrantes y, más recientemente, ha tomado distancia de Trump.

De hecho, Coffman ha adoptado una postura más moderada en torno al combate a la inmigración ilegal, enfatizando la seguridad fronteriza, pero abriendo la posibilidad de algún tipo de legalización para los inmigrantes indocumentados.

Los analistas anticipan que, ante el clima político actual, habrá una mayor participación electoral de los demócratas, en comparación con los comicios legislativos de 2014.

En la actualidad, los demócratas intentan recuperar el control de la Cámara Baja, donde los republicanos tienen un total de 247 escaños –incluyendo cuatro de Colorado-, frente a 188 de los demócratas.

Mientras, Robert Lee Worthey, un profesor de música recién llegado a Colorado del estado de Alabama figura como tercera opción, por el Partido Verde, en los comicios generales. Worthey ha dedicado buena parte de su contienda a hablar de asuntos como ayudas para reducir la deuda estudiantil, el combate al cambio climático, y la defensa de los derechos de los inquilinos.

Carrolly  y Coffman tendrán sus propios debates los próximo 8, 14 y 20 de octubre.