Pasajeros en Hoboken pensaron que accidente era un ataque terrorista

Tras el impacto del tren, que pudo deberse a exceso de velocidad, hubo gritos, caos y mucha confusión
Pasajeros en Hoboken pensaron que accidente era un ataque terrorista
Matt Thompson, quien luego de haber recibido los primeros auxilios tras el choque del tren en Hoboken continuaba en shock, pensó que se trataba de un ataque terrorista.
Foto: El Diario

A las 8:30 de la mañana de este jueves un tren proveniente de Spring Valley se estrelló al llegar a la estación de Hoboken, Nueva Jersey, causando un tremendo impacto contra la estructura física de la terminal, que dejó como saldo una mujer muerta y 108 heridos. Muchos pensaron que se trataba de un ataque terrorista.

Matt Thompson, de 25 años, quien llegó al Estado Jardín hace apenas cuatro semanas, proveniente de Atlanta, aseguró que tras el impacto del tren, que terminó incrustado en gran parte del edificio de la estación, la confusión y el temor se apoderaron de él.

El joven, quien luego de haber recibido los primeros auxilios continuaba en shock, aseguró que la mayoría de los pasajeros que venían en el tren y quienes estaban en la estación quedaron desconcertados.

“El tren estaba llegando y de repente hubo un remezón que nos tiró con fuerza en medio de un estruendo”, comentó el joven, quien sufrió golpes leves en la espalda y la rodilla.

“Luego hubo como un silencio pequeño, se apagaron las luces y de repente una señora empezó a gritar, mientras salíamos a la plataforma. Todo fue muy rápido. La gente no paraba de gritar y correr. A mí me empujaron y yo decía ‘que diablos está pasando. Esto es un ataque’”.

Otro joven que estaba en la plataforma esperando y que solo quiso ser identificado como John, afirmó que fue tan brutal el impacto del tren que el primer vagón quedó literalmente incrustado dentro de los escombros de la construcción.

“Fue horrible. No es paranoia, pero esa imagen me recordó cuando los aviones que atacaron las Torres Gemelas entraron en los edificios como una aguja dentro de una naranja”, dijo. “Había gente gritando y otros cojeando tratando de salir rápido de allí. Había cables en el piso y pedazos de concreto”.

Y aunque las autoridades aún continúan con la investigación para determinar todos los detalles del siniestro, aseguraron que el tren llegó con mucha velocidad y no disminuyó la rapidez al llegar a la estación, algo que Nancy Solomon, de 59 años, asegura no haber sentido hasta que se dio el choque.

“La gente la verdad estaba en sus celulares, mirando o leyendo y no podría decir que sentí que fuera con velocidad extra”, dijo la mujer, quien fue una de las afortunadas en no sufrir daños. “La sala de espera quedó intacta, pero el resto quedó destruido. Estuve ahí un buen tiempo y vi por lo menos a 40 o 50 personas heridas, con sangre en la cabeza o en los hombros y vi tres personas con heridas graves”.

Los heridos fueron llevados al Jersey City Medical Center, Hoboken University Medical Center y al Christ Hospital en Jersey City, donde varios de ellos todavía están siendo evaluados.

“Llegaron personas con muchos traumatismos, con hematomas y huesos rotos, pero la mayoría va a estar bien”, aseguró una fuente del Hospital de Hoboken, que agregó que la mayoría “estaban muy asustados”, porque no entendían qué estaba pasando.

HOBOKEN, NJ - SEPTEMBER 29: Passengers rush to safety after a NJ Transit train crashed in to the platform at the Hoboken Terminal September 29, 2016 in Hoboken, New Jersey.New Jersey emergency's management system is reporting more than 100 people were injured in the crash. (Photo by Pancho Bernasconi/Getty Images)
Se ha abierto una investigación para aclarar las causas del accidente.

El panorama dentro de la estación era de destrucción, pero afuera también se vivieron momentos de incertidumbre, pues no solo varias calles a la redonda fueron cerradas, sino que hubo helicópteros aterrizando constantemente para prestart ayuda con los heridos y mucha presencia policial y de bomberos.

Juan Camilo Mera, quien trabaja como electricista en el piso sexto del edificio que queda frente a la estación, comentó que cuando empezó a escuchar las ambulancias y se enteró por su celular que algo estaba pasando a pocos metros de su trabajo, el temor lo embargó.

“Uno piensa de todo. Yo me imaginé de una, que era un ataque terrorista, precisamente con todo lo que está pasando últimamente”, dijo el colombiano, quien acababa de llegar a su trabajo en un tren que hacía la misma ruta del siniestrado.

El trabajador aseguró además que los daños a la estación no solo lo afectarán a él sino a las casi 50,000 personas que se estima usan cada semana los servicios del PATH y el NJ Transit aunque ayer mismo en la tarde se había reanudado el PATH desde la Gran Manzana hacia Hoboken.

“Ahora me quedé embalado (en problemas) porque no puedo ir a la casa en tren. Tengo que agarrar un uber porque mi carro está en North Bergen y me va a salir caro, pero por fortuna estoy bien porque agarré el tren de las 7:00 y no ese”, dijo.

Las autoridades identificaron a la abogada Fabiola Bittar de Kroon, de 34 años como la víctima mortal del accidente. Ella estaba en la plataforma cuando el tren impactó la estación. Su perfil de Facebook dice que era oriunda de Santos, Brasil.