Departamento de Educación promueve becas universitarias para indocumentados

Los estudiantes sin papeles que terminan la secundaria en Nueva York pueden acceder a programas gratuitos de estudios superiores
Departamento de Educación promueve becas universitarias para indocumentados
Antonio Alarcon, 22, de Mexico, joven indocumentado que recibio una beca para estudiar en la universidad. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY

Cuando Antonio Alarcón era apenas un niño y vivía en Veracruz, México, siempre le decía a su abuelo que cuando creciera iba a estudiar algo para salir en televisión. A los 10 años cumplidos, sus padres se cruzaron la frontera con él, en busca de un futuro mejor. Y aunque nunca se sintió diferente a nadie en Nueva York, cuando terminó secundaria y estuvo nominado para recibir una beca universitaria por ser uno de los 10 mejores estudiantes de su escuela, supo lo que significaba ser indocumentado.

“Lo entendí hasta que llegué a 11 grado en la secundaria. Era top 10 y mi consejera me dijo: ‘felicidades Antonio, tienes una beca. Solo necesito tu número de seguro social’. Le dije que no tenía, y aunque mis sueños se vinieron abajo, sabía que era una puerta que se cerraba pero había más puertas que se me iban a abrir”, recuerda el mexicano de 22 años, quien luego recibió una beca privada para estudiar en La Guardia Community College, y actualmente consiguió otra para estudiar cine en Queens College. “No por ser indocumentados podemos darnos por vencidos porque las oportunidades están ahí afuera, solo necesitamos buscarlas”,dice.

Y esa parece ser la misma premisa que está promoviendo el Departamento de Educación de Nueva York, que tiene una campaña en las escuelas para que los estudiantes como Antonio puedan acceder a un programa que ayuda a que los alumnos indocumentados conozcan y apliquen a las becas que hay disponibles para ellos.

“Tenemos muchas becas para estudiantes indocumentados que no se aprovechan. Por eso quiero decirle a los padres que se acerquen a las escuelas y hablen con los consejeros para averiguar, porque todos los estudiantes pueden llegar a la universidad, solo es cuestión de informarse”, aseguró la canciller de Educación, Carmen Fariña.

Asimismo Sugeni Pérez-Sadler, directora de planificación universitaria y profesional del Departamento de Educación, mencionó que actualmente en todas las escuelas públicas de la ciudad existen consejeros que están entrenados específicamente para orientar a los estudiantes sobre el trámite de becas y el plan de estudios universitarios.

“Tenemos varias iniciativas de equidad y excelencia para el acceso universitario para todos y nos estamos asegurando de que todos los estudiantes se gradúen con un plan universitario y profesional que sea personalizado, en el que vean sus metas y sus sueños sobre su carrera y se mire cuál es el mejor plan para esa carrera, asegurándonos que tengan recursos para que cumplan ese plan”, dijo la funcionaria.

Un 80% de nuestras escuelas se han entrenado para aplicar a becas y ayudas para jóvenes que no tienen documentos para que vean que hay opciones para pagar la universidad”, explicó la experta, al tiempo que agregó que en promedio cada año envían a unos 70,000 estudiantes que se van a graduar, una publicacion de 15 o 20 páginas sobre la manera en que pueden aplicar a becas y opciones de pago universitario.

“Hay varios mitos que tienen los jóvenes indocumentados y sus papás con los que tenemos que acabar. Uno de ellos es creer que para ellos es imposible ir a la universidad, y aunque no es fácil, es posible, pero tienen que hablar con el consejero de cada escuela desde el primer año de la escuela secundaria”, dijo. “Es difícil si un joven dice que no tiene documentos ya cuando se va a graduar, pero no imposible tampoco”.

El Departamento de Educación promueve becas por lo menos con 50 instituciones privadas y universidades que no usan dinero del estado ni del gobierno federal, con las que los estudiantes indocumentados pueden beneficiarse.

Y mientras Antonio Alarcón disfruta de la beca que recibió por parte de Dream US., que le cubre todos los gastos de matrícula, libros y transporte, sueña con hacer un documental que motive a más jóvenes a seguir su ejemplo.

“Dicen por ahí que te pueden quitar la casa, te pueden quitar el carro, pero no te pueden quitar la educación”, comentó el mexicano, quien no ha podido hacer realidad su sueño de tener a sus padres en ninguna de sus graduaciones, pues se regresaron a México cuando él tenía 17 años, antes de su ceremonia de secundaria.

“Mi compromiso es ayudar a los jóvenes a que vayan a la universidad, pero no solo que vayan sino que la terminen, porque solo el 13% de los latinos y afroamericanos logran graduarse”, agregó.

Por su parte, Javier Valdes, director de la organización Se Hace Camino Nueva York, aseguró que es positiva la existencia de una campaña para informar a los jóvenes indocumentados sobre opciones universitarias, pero recalcó que un avance en la Legislatura le daría más oportunidades a quienes se gradúan de las escuelas.

“Los estudiantes indocumentados padecen de muchas necesidades económicas por tener que pagar tanto por los estudios” aseguró el activista. “Por lo tanto, trabajamos para educar a los jóvenes acerca de ciertas becas que existen. Pero, a la vez, tenemos que seguir luchando para que finalmente se pase el Acta de Sueño en Nueva York, lo cual resolvería este problema de una forma sistemática”.

Diferentes organizaciones dedicadas a ayudar a indocumentados coinciden en que el acceso de los estudiantes sin papeles a la educación superior es vital en el mejoramiento de sus condiciones, pues los estudios demuestran que en promedio las personas que terminan la universidad ganan el doble que los que siemplemente terminan secundaria.

“Muchos soñadores que llegan a Estados Unidos siendo menores se gradúan de escuelas secundarias o logran una equivalencia, pero no tienen estatus legal, lo que evita que accedan a ayuda federal que los ayude a pagar su educación universitaria”, asegura The Dream. Us, que ofrece becas a indocumentados que tienen DACA o TPS. “Ellos comparten el sueño de obtener educación en la universidad que puede ayudarlos a sacar a sus familias adelante y a sus comunidades y salir de la pobreza”.

BECAS DISPONIBLES Y DATOS IMPORTANTES

  • El Departamento de Educación de la Ciudad tiene información sobre becas en general a través de esta página http://schools.nyc.gov/StudentSupport/GuidanceandCounseling/Guidance/PostSecondary/FinancialAid/default.htm
  • En este enlace puedes ver todas las becas disponibles y los requisitos: http://www.maldef.org/assets/pdf/2016-2017_MALDEF_Scholarship_List.pdf
  • The Dream. US es uno de los mayores programas de becas que ofrece ayudas económicas hasta por 25,000 dólares por programas de dos y cuatro años a quienes deseen estudiar en CUNY. Puedes consultar aquí. http://www2.cuny.edu/financial-aid/scholarships/the-dream-us/
  • El año pasado el programa The Dream. US otorgó unas 1,500 becas, y la mayoría de beneficiarios fueron estudiantes indocumentados de Nueva York
  • Actualmente el 80% de las escuelas públicas de Nueva York cuentan con consejeros entrenados especialmente para ayudar a los estudiantes a crear un plan de estudios universitario y aplicar a becas.
  • En las escuelas de Nueva York hay 1,500 consejeros disponibles a quienes los padres y estudiantes pueden recurrir
  • La información sobre el estatus migratorio de los estudiantes es confidencial y por ello la ciudad no tiene una cifra de cuántos jóvenes sin papeles se gradúan cada año, como medida de protección.
  • Se calcula que a nivel nacional se gradúan unos 65,000 jóvenes indocumentados.
  • La meta del DOE es que por cada 35 jóvenes que se vayan a graduar haya un adulto que maneje el proceso de becas para garantizar más oportunidades de acceso a la universidad.
  • Una de las iniciativas más importantes del Alcalde en materia educativa es “el acceso universitario para todos”.
  • Los alumnos de escuela intermedia, de grados sexto, séptimo y octavo, son llevados a visitar universidades para que empiecen a entusiasmarse y mirar los requisitos
  • Algunas de las becas exigen que los estudiantes sean líderes comunitarios o escolares, por lo que es recomendable que desde la escuela se vinculen a programas de ayuda en sus comunidades y centros educativos.
  • También es importante que los jóvenes tengan buenas calificaciones, aunque hay oportunidades para todos.