Instan a Legislatura estatal dar luz verde a “ley de los 5 centavos”

La medida busca eliminar el uso de bolsas plásticas desechables y proteger el medio ambiente de NYC
Instan a Legislatura estatal dar luz verde a “ley de los 5 centavos”
Más de 10 mil millones de bolsas plásticas, terminan en los vecindarios, parques, y fuentes de agua de Nueva York.

NUEVA YORK.- Los grupos defensores del medio ambiente de Nueva York ratificaron que plantarán dura batalla a las pretensiones de la Legislatura estatal de revertir la ley que elimina el uso de bolsas plásticas en los comercios de la ciudad, aprobadas por el Concejo el 5 de mayo del año pasado.

El senador Simcha Felder y el asambleísta Michael Cusick, ambos del partido demócrata, presentaron un proyecto de ley en Albany que prohibiría a la ciudad de Nueva York, implementar la ley de bolsas plásticas adoptada por el Ayuntamiento.

La medida también conocida como la “ley de los 5 centavos”, por el impuesto de ese monto que se aplicará a cada bolsa plástica, ha estado en medio de la polémica. Debió entrar en vigor en octubre de 2016 pero fue pospuesta hasta el 15 de febrero del 2017.

Los ambientalistas defienden que el objetivo de la ley es proteger el medio ambiente. Estiman que la ciudad incurre en gastos anuales de $12.5 millones en la eliminación de las bolsas plásticas y para contrarrestar esto, a más de proteger el medio ambiente, instan a  los compradores a que traigan bolsas reusables cuando hagan sus compras. Los detractores de la ley en cambio sostienen que, el impuesto tendrá un fuerte impacto económico en las comunidades más pobres de la ciudad.

Entretanto, el presidente de la Asamblea Estatal Carl Heastie y la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito han estado negociando una fórmula para que la Legislatura apruebe la ley.

“Dado que los legisladores estatales no han actuado, Nueva York tomó la iniciativa para reducir el daño que las bolsas desechables causan al medio ambiente, adicionalmente a la carga que generan sobre el presupuesto, Es ridículo que los legisladores estatales estén bloqueando el progreso”, dijo Peter Iwanowicz, de Environmental Advocates of New York.

El concejal Brad Lander en una declaración emitida el fin de semana, advirtió sobre el presidente electo Donald Trump y el Congreso de mayoría republicana, que en su momento han intimidado a las ciudades con revertir las protecciones climáticas.

“Sería vergonzoso que Albany se una a ellos ¿No tienen trabajo más importante que hacer?”, cuestionó Lander, al tiempo de llamar a los neoyorquinos que se preocupan por el medio ambiente a que llamen a sus senadores y asambleístas para instarlos, “a oponerse a esta antidemocrática propuesta de Felder y Cusick”, destacó Lander.

De acuerdo a los ambientalistas, cada año, los residentes de la ciudad de Nueva York tiran de forma desaprensiva más de 10 mil millones de bolsas plásticas, muchas de las cuales terminan en nuestros vecindarios, parques, y océanos.

“El proyecto de ley del senador Felder es aún más flagrante y arbitrario. ¿Por qué las ciudades de más de un millón de habitantes como Nueva York, no podrían promulgar una medida proambiental, cuando el condado de Suffolk, con su población de más de un millón, puede contar con una ley casi idéntica?, dijo Marcia Bystryn, presidenta de la New York League of Conversation Voters.

Bystryn agregó que un voto para este proyecto de ley es un grave error no sólo por las consecuencias negativas para la agenda de sostenibilidad de Nueva York sino también porque establece un peligroso Precedente.

Los ambientalistas citan como ejemplo que cientos de ciudades y estados de la nación, incluso países alrededor del mundo, han resuelto este problema de forma simple y eficaz: un pequeño impuesto a las bolsas desechables, para animar a la gente a traer bolsas reutilizables.

“Durante años, la mayor concentración de residuos de los neoyorquinos han ido a parar en instalaciones ubicadas en las comunidades de color y de bajos ingresos. Para hacer frente a la carga desproporcionada de residuos y la exposición a sus efectos adversos en el medio ambiente y la salud, una reducción en el uso de bolsas de plástico es un paso necesario hacia la búsqueda de comunidades más limpias y saludables”, dijo Cecil Corbin-Mark, director adjunto de WE ACT for Environmental Justice.

 

QUE ESTABLECE LA LEY DE LOS 5 CENTAVOS

  • Los clientes que lleven sus propias bolsas no pagarán ninguna tarifa adicional.
  • Las bolsas usadas para comida de restaurantes, medicamentos, carnes y granos están exentas del pago.
  • La regla también aplicará para algunos vendedores ambulantes.
  • La ley también pretende informar a los neoyorquinos sobre los componentes de las bolsas.
  • Se calcula que en Nueva York se pagan unos $12.5 millones para transportar 91,000 toneladas de bolsas plásticas y de papel a rellenos sanitarios de otros estados anualmente.