La senadora neoyorquina que suma puntos para ser presidenta en 2020

La consistencia ideológica de Kirsten Gillibrand llama la atención de muchos
Sigue a El Diario NY en Facebook
La senadora neoyorquina que suma puntos para ser presidenta en 2020
Kirsten Gillibrand durante un evento en Manhattan. Mariela Lombard.

El caos de las primeras acciones de Donald Trump como presidente de Estados Unidos ha resaltado las acciones de líderes de oposición diferentes a Barack Obama y Hillary Clinton.

Los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren han encabezado el movimiento progresista, como era de esperar. En tanto, los gobernadores de Nueva York y California, Andrew Cuomo y Jerry Brown, se han destacado por su defensa de las libertidades civiles y los inmigrantes.

Sin embargo, una figura menos popular se ha dado a conocer por su consistencia ideológica. La senadora por Nueva York Kirsten Gillibrand emergió como líder  del partido demócrata después que votara en contra de todos los nominados de Trump a altos cargos del gobierno.

La única excepción a la regla fue su voto a favor de Nikki Haley como embajadora en las Naciones Unidas.

Su posición más notable fue durante las audiencias de confirmación del general James Mattis como Secretario de Defensa, quizá la nominación menos polémica de Trump. Gillibrand expresó su oposición debido a que Mattis no tenía los siete años de retiro que exige la ley para asumir cargos públicos civiles. De hecho, Trump emitió una orden ejecutiva para que Mattis asumiera la posición.

Su rechazo a todo lo relacionado con Trump elevó su perfil entre los miles de personas que protestaron durante la Marcha de las Mujeres y a favor de refugiados. Gillibrand fue ovacionada durante su discurso del domingo en el Battery Park de Manhattan contra el veto a musulmanes.

Durante su intervención, Gillibrand pidió a los manifestantes que sigan protestando y marchando. La senadora prometió seguir a su lado.

De moderada a liberal

Gillibrand llegó a Senado desde la Cámara después que Hillary Clinton fuera designada Secretaria de Estado por el expresidente Barack Obama.

Durante su carrera en el Senado, Gillibrand, que reside cerca de Albany, fue autora de la Ley Zadroga a favor de los rescatistas del 11 de septiembre. También se le reconoce por su apoyo a miembros de la comunidad LGTB en las fuerzas armadas. Gillibrand además ha presentado proyectos contra la violencia sexual en universidades.

La senadora está a favor de los derechos reproductivos de las mujeres y la equidad en los salarios.

En política migratoria, Gillibrand ha expresado su respaldo a ciudadaes santuarios aunque en su momento votó contra las licencias de conducción para indocumentados en Nueva York.

Embarazada en el Congreso

Gillibrand fue la sexta mujer que tuvo un hijo como legisladora federal. La mujer estuvo en su asiento en el Senado hasta el día que dio a luz a su segundo hijo Henry en 2008. Sus colegas la ovacionaron durante esa jornada.

Gillibrand no ha dado señales de aspiraciones presidenciales. Un vocero de su oficina dijo que su concentración está en la campaña de reelección de 2018, para su tercer término.