Comité Judicial del Senado confirma a Sessions como fiscal general

Jeff Sessions ha sido criticado por sus expresiones racistas hacia hispanos y afroamericanos
Comité Judicial del Senado confirma a Sessions como fiscal general

WASHINGTON.- El Comité Judicial del Senado aprobó, con 11 votos a favor y 9 en contra, al senador republicano de Alabama, Jeff Sessions, como el próximo fiscal general, pese a las objeciones de la oposición demócrata.

La votación definitiva ahora pasa al pleno del Senado, aunque aún no hay fecha, y ocurrió luego de fuertes intercambios entre los republicanos, que lo defendieron a capa y espada, y los demócratas, que impugnaron su historial en inmigración y derechos civiles.

Sessions ha sido criticado por expresiones racistas hacia afroamericanos e hispanos, particularmente a dominicanos, de quienes dijo que “no sirven” para los Estados Unidos.

Su confirmación como titular del Departamento de Justicia solo requerirá mayoría simple, es decir 51 de un total de 100 votos, algo que está prácticamente asegurado porque los republicanos numeran 52 y tienen mayoría en el Senado.

Aún así, el proceso de confirmación de Sessions, un férreo aliado del presidente Donald Trump, generó mucho malestar entre los demócratas y grupos progresistas afines, especialmente tras las órdenes ejecutivas que prohíben temporalmente la entrada de inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana, y otras que estrechan el cerco a la inmigración ilegal.

Los demócratas también han insistido en que, a su juicio, nada en el historial de Sessions garantiza que éste velará de forma imparcial por los derechos civiles de los estadounidenses en todas las esferas de la sociedad.

De hecho, la minoría demócrata se ausentó hoy por segundo consecutivo a sendos comités para bloquear la confirmación del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y del secretario de Salud, Tom Price.

La estrategia les funcionó ayer, pero hoy los republicanos alteraron las reglas parlamentarias y confirmaron a ambos en sus respectivos comités. Así, la sesión 115 del Congreso está marcada por las mismas pugnas partidistas que el año pasado frenaron o dificultaron la aprobación de varias medidas, y los demócratas, en general, han optado por un muro de “resistencia” contra las propuestas republicanas.

El rechazo de grupos progresistas a la confirmación de Sessions a nivel de comité fue contundente.

La Federación Nacional por el Aborto (NAF, en inglés), por ejemplo, recordó que Sessions tiene un largo historial de oponerse a las protecciones tanto para los proveedores de aborto como para las pacientes que suelen afrontar amenazas y actos de violencia.

El nombramiento y confirmación preliminar de Sessions ha generado el rechazo de por la mayoría de las organizaciones hispanas, los defensores de los derechos cívicos, y grupos pro-inmigrantes en todo el país.

Durante sus audiencias de confirmación, Sessions defendió su historial en materia de derechos civiles y rechazó acusaciones de racismo.

Pero sus palabras no convencieron a los demócratas, ni a los más de 1,100 prominentes académicos y expertos legales en 48 estados, que a principios de mes enviaron una carta al Comité Judicial en contra de la confirmación de Sessions.