Neoyorquinos se educan sobre derechos del inmigrante

Organizaciones comunitarias y sin fines de lucro instruyen sobre leyes de inmigración y derechos civiles

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Neoyorquinos se educan sobre derechos del inmigrante
Residentes del Lower East Side dialogaron con Javier Ramírez, director del Cabrini Immigrant Services durante el taller del pasado jueves 26 de enero de 2017.

Residentes de distintos sectores de la ciudad se preparan para lo peor. Participan en talleres de capacitación sobre derechos del inmigrante en el Alto Manhattan y el Lower East Side, ante posibles redadas migratorias y encuentros, reglamentarios o arbitrarios, con agentes de inmigración (ICE) y de la policía de Nueva York.

En medio de la confusión y la incertidumbre que genera la orden ejecutiva antiinmigrante del presidente Donald J. Trump, hay muchos que  buscan ayuda para soltar el miedo y las dudas.

“Con todo este desorden, cada día, cada paso es incierto para el inmigrante en este país”, dijo María Eugenia Gómez, 53, quien reside en Brooklyn hace 16 años y teme por el futuro de sus nietos.

Gómez, de Ciudad de México, asistió al taller organizado por Cabrini Immigrant Services, entidad comunitaria que ofrece servicios culturales, legales y de idiomas a inmigrantes, refugiados y asilados en el Lower East Side. Al menos 45 personas participaron en el taller del mes de enero, en que conversaron sobre las mejores prácticas ante redadas y la gestión de un plan de familia para inmigrantes afectados.

“Seguimos esperanzados en que la ciudad santuario se mantenga, que los representantes locales defiendan la comunidad y que los agentes locales no colaboren con ICE, pero tenemos que preparar a la gente para el peor de los escenarios en caso de que algo pase”, dijo Ella Nimmo, 25, coordinadora de asuntos comunitarios del Cabrini Immigrant Services.

Nueva York es una de las 300 localidades que presentan una política y jurisdicción que limita la cooperación local con las autoridades de inmigración, en la que viven al menos tres millones de residentes nacidos en el extranjero, según la edición 2013 del informe The Newest New Yorker.

En la Collegiate Church de Washington Heights, la Coalición para los derechos del inmigrante del Norte de Manhattan (NMCIR, en inglés) organizó una “sesión informativa de emergencia” en que abordaron los procesos de deportación, los derechos de inmigrantes documentados y sin autorización, las políticas que afectan a beneficiarios de la Acción Diferida (DACA) y portadores de tarjeta verde (también, residencia permanente).

“No haga ajuste de estatus migratorio o proceso de ciudadanía por su cuenta.Consulte con un abogado antes de someter una petición de su familiar o para sí mismo”, aconsejó Ángela Fernández, 46, directora ejecutiva de la NMCIR.

En Inwood, representantes de la organización civil Uptown Progressive Action presentaron soluciones e ideas para proteger a los residentes en un encuentro sostenido en la Biblioteca Pública de Nueva York del vecindario.

“Este es un país de inmigrantes, un país que se enorgullece de su historia y no debemos perder eso en esta histeria política que estamos atravesando ahora mismo”, dijo Alfred Wegener, 64, descendiente de familias danesas e irlandesas, quien propone que los centros espirituales sean santuarios para los inmigrantes.

Cabrini Immigrant Services organiza estos talleres el último jueves de cada mes, mientras que Uptown Progressive Action y la Coalición de los derechos del inmigrante del Norte de Manhattan los lleva a cabo durante el segundo domingo del mes. Los encuentros se realizan en inglés y en español.

 

Para tomar en cuenta:

Un plan de gestión familiar para los afectados puede incluir:

  • Designar a un familiar para que documente todo el proceso
  • Buscar de antemano su abogado
  • Tener el número del abogado consigo
  • Sacar copias de todos sus documentos de identificación

En redadas migratorias, el inmigrante tiene derecho a:

  • No abrir la puerta bajo ninguna circunstancia hasta leer una orden de cateo firmada por un juez
  • Quedarse callado
  • Hablar con su abogado
  • No firmar ningún documento, sin que su abogado lo acompañe
  • Informar que tiene hijos o es el tutor principal de un menor

 

Te recomendamos