Policías violaron “por accidente” a joven detenido en Francia

Théo, de 21 años, fue operado de emergencia, debio a las serias lesiones

Guía de Regalos

Policías violaron “por accidente” a joven detenido en Francia
Tras la agresión a Théo, decenas de jóvenes protagonizaroon más protestas en el norte de Francia.
Foto: EFE/EPA/YOAN VALAT

París – La Policía francesa derminó que la violación a un jove de raza negra de 21 años no fue intencional, sino “accidental”.

Así lo publicó el diario El País, donde se informó que Théo fue operado de un desgarro causado por un olete que le fue insertado en el ano, supuestamente por “accidente”, debido al forcejeo durante la detención.

La conclusión policiaca sobre la agresión va en contra de lo que había dicho el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, quien prometió “la mayor firmeza” contra los agentes acusados de haber agredido y violado al joven negro en un suburbio al norte de París.

“Cuando hay errores graves de deontología hay que actuar con la mayor firmeza”, aseguró el jefe del Gobierno cuatro días después de los hechos que han provocado una oleada de disturbios en Aulnay-sous-Bois, donde tuvo lugar la presunta agresión.

Según el joven, un destacamento de policía que procedía a un control de tráfico de drogas le detuvo y, sin razón aparente, le insultaron, agredieron y le introdujeron un tolete extensible por el ano.

Théo llegó malherido a la comisaría, desde la que tuvo que ser trasladado de urgencia para ser sometido a una operación, tras la cual deberá estar 60 días de baja laboral.

Uno de los agentes había sido imputado por violación y los otros tres por violencia voluntaria y todos ellos habían sido apartados del servicio de forma preventiva.

Los agentes señalaron, por su parte, que intentaron detener a ese joven y usaron gas lacrimógeno y “una porra extensible” porque se resistió.

Cazeneuve recordó que fue durante años ministro del Interior y que, en ese cargo, siempre dijo a los policías que llevar un uniforme “obliga a ser ejemplar” porque “se encarna la autoridad del Estado”.

El primer ministro señaló que esos hechos no se justifican por la presión a la que están sometidas las fuerzas del orden, sobrecargadas por su implicación en la lucha contra el terrorismo y contra la violencia en el país.

La reacción del primer ministro se produce después de que los barrios más populares de Aulnay-sous-Bois se viviera una tercera noche consecutiva de disturbios, que se saldaron con 26 arrestos, cinco coches incendiados y los intentos de prender fuego a dos restaurantes.

El presidente de Francia, François Hollande, subrayó por su parte que “la justicia es el garante de las libertades” incluso cuando son las fuerzas del orden las que están acusadas.

Con información de EFE