Perra que da abrazos trae alegría a vecinos de Chelsea

Louboutina da las muestras de afecto cuando su dueño la saca a pasear
Perra que da abrazos trae alegría a vecinos de Chelsea
Un vecino se acerca a la perra en Chelsea foto por Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / EL Diario NY

El reciente proceso electora que finalizó con Donald Trump convirtiéndose en presidente, provocó gran ansiedad e incertidumbre en muchas personas. Por ello, cuando surgen noticias como la de una Golden Retriever que da abrazos a las personas cuando su dueño la saca a caminar por el vecindario de Chelsea, en Manhattan, no es de extrañar  que haya acaparado gran atención.

“Hay una depresión global y especialmente en este país la historia de ella está alegrando los corazones de muchos seres humano”, expresó el dueño de la perrita LouboutinaCésar Fernández Chávez.

El limeño que lleva 16 años en la Gran Manzana adoptó a la perra hace 5 años cuando tenía apenas unos meses. Louboutina, nombrada por el diseñador francés de zapatos Christian Louboutin, comenzó a recibir atención de los medios en agosto del 2016 y ahora tiene a más de 135,000 seguidores en Instagram.

Cesar Fernandez Chavez y su perra Loubotina dando abrazos en Manhattan.
Loubie le da un abrazo a su dueño, el peruano César Fernández Chávez. Foto por Mariela Lombard

Sorprendentemente, el peruano nunca entrenó a la perra para que supiera abrazar. “Fue una cosa natural de ella”, explicó el dueño, añadiendo que un día del 2014 la pera de repente lo comenzó hacer.

En la calle, las personas reconocen y se acercan a la perra para recibir el abrazo que ha hecho a la Golden Retriever toda una sensación.

Uno de los fans de Louboutin esperaba que con una galleta que le hiciera caso. Pero Fernández Chávez aclaró que para que te abrace en las rodillas, tienes que establecer una relación con la perra.

Aunque no siempre reciben el abrazo, la perra da cariño y  Fernández Chávez dijo que las interacciones siempre acaban en sonrisas.

“Todo el mundo me dice que es un respiro, es un alivio, porque están aburridos de leer y escuchar malas noticias todo el tiempo”, añadió Fernández Chávez, quien trabaja como gerente de servicios de traducción en el hospital Mount Sinai.