Manny Ramírez exige condiciones extravagantes a un club independiente en Japón

El jardinero quisqueyano insiste en seguir jugando béisbol, y ahora lo hará del otro lado del mundo tras firmar un contrato con una liga independiente
Manny Ramírez exige condiciones extravagantes a un club independiente en Japón
Manny Ramírez comiendo sushi en compañía de amigos.
Foto: Twitter Kochi Fighting Dogs

Manny Ramírez no está listo para dejar de jugar béisbol. Aunque se retiró de las Grandes Ligas en el 2011, el toletero dominicano intentará un retorno al béisbol organizado, pero esta vez en Japón.

Ramírez, quien jugó 19 temporadas en las Mayores y conectó 55 cuadrangulares, llegó a un acuerdo con la franquicia Kochi Fighting Dogs, de la Liga Independiente Shikoku Island que está conformada por cuatro equipos.

La última vez que Ramírez, de 44 años, estuvo activo fue en el 2013 con los Rhinos de Taiwán. Bateó para .352 con ocho cuadrangulares y 43 carreras remolcadas.

El contrato con los Kochi Fighting Dogs contiene unas extravagantes provisiones. Ramírez tendrá a su disposición un auto Mercedes y un chofer. Además, una habitación doble en un hotel cuando la novena juegue en la carretera. Participar de las prácticas será opcional para Ramírez y, como si fuera poco, recibirá sushi ilimitado durante toda la temporada.

El dominicano podrá abandonar el equipo si se presenta la oportunidad de firmar un acuerdo con una franquicia en las grandes ligas japonesas.